Hace unos meses se había anunciado que el tercer film del arácnido no se haría tras la tibia recepción que tuvo en taquilla. Pero tras estar brevemente en el limbo, Disney decidió hacer una alianza con Sony y de esta forma reiniciar a Spider-Man y de esta forma cuajarlo al universo que había construido junto con sus Avengers y Guardianes de la galaxia.

Desfilaron varios nombres en su haber pero finalmente fue Tom Holland el que se quedó con el papel del nuevo Peter Parker, quien debutará en Captain America: Civil War y luego tendrá su film individual en 2017. Hubo gente que alabo la elección pero también muchos detractores ¿Por qué?

Un nuevo actor mucho más joven que sus anteriores encarnaciones (tanto Maguire como Garfield tenían 27 años al momento de ser Spidey, Holland tiene 19), abre la puerta a varias secuelas y eso permite crecer con el personaje.

Anuncios
Anuncios

Es decir una especie de Harry Potter pero con Spider-man donde se explora su vida de forma mucho mas detallada.

La incorporación de Spider-Man al UCM tiene como ventajas verlo interactuar con los Avengers, entre otros personajes y eso le otorga mayor fidelidad a los comics como Civil War, por lo que seguramente muchos festejaron con la posibilidad de ver a Iron-Spider.

Un nuevo reinicio da como expectativa nuevos villanos por los que adaptar y un nuevo enfoque donde finalmente podríamos ver a Peter Parker en su periodo de secundaria mucho más detallado y que no pase todo demasiado rápido.

La ventaja de ser el tercer el tercer reinicio sirve para no repetir las fallas de sus antecesores. Por ejemplo: Tobey Maguire fue un excelente Peter Parker pero no se diferencio mucho al verlo como Spider-Man donde su personalidad es opuesta en los comics.

Anuncios

Andrew Garfield brindó un Peter Parker mucho más canchero (cosa que en los comics no es) pero un Spider-Man calcado de las series y comics.

La elección causó polémica no solo por su físico sino también porque se veía demasiado joven y eso recordaba a los comics Ultimate, una línea de historietas que reversionaba los orígenes de los superhéroes pero en la actualidad, lamentablemente esa línea no tuvo éxito en el mercado y que #Marvel insista en hacer guiños en sus adaptaciones, no es buen visto por los fans.

Los crossovers tienen como desventaja volverse mucho mas dependientes de la aparición de otros personajes y con eso se pierde su indvidualidad y puntos de vista. Por lo que los spin off del arácnido que tanto sonaron como Venom, Sinester Six (Los seis siniestros) o el de Spider-Woman/Tía May podrían verse afectados.

Cuando aún el publico no termina de digerir al último Spider-Man, ya anuncian un nuevo renicio en poco tiempo y eso tal vez pueda jugar en contra. Con el fracaso de Spider-Man 3, en 2007, su reboot se estrenó en 2012.

Anuncios

Ahora el nuevo Spider-Man aparecería en 2016, cuando su ultimo film se estreno en 2014. Tal vez un cambio de actor pero con un ajuste de algunos detalles de la historia hubiese sido una buena solución en vez de centrarse nuevamente en los orígenes.

Conclusión: Parece que para Tom Holland esto será mas que un desafío, ya que cuenta con la aprobación o no de millones de fans. ¿Hará la gran Heath Ledger que sorprendió a todos o simplemente les terminará por dar la razón a sus detractores? En 2016 se sabrá la respuesta. Por lo pronto el villano que debutaría en esta primera entrega aún es un misterio al igual que su guión. #Cine #Estrenos de cine