La semana pasada la periodista del programa 6,7,8 que se transmite por la TV Pública, Sandra Russo, entró como chancho a la batata ante el ardid de una banda de delincuentes, que le hicieron creer por medio de unos artilugios que habían secuestrado a su hija y que su vida corría peligro. Todo esto sucedió a través del teléfono, bajo la modalidad de secuestro virtual, claro que la periodista se dio cuenta que se trataba de un engaña pichanga después de reencontrarse con su hija que dormía plácidamente en casa de su novio. 

Este hecho lamentable le costo a Sandra Russo la incomoda suma de u$s 50.000. Y ahí es donde hacemos el primer paréntesis, ¿por qué incomoda suma? bueno, si hubieran sido $50.000 uno diría: le sacaron un vuelto, 50 lucas las consigue cualquiera, pero 50 lucas verdes ya es otro cantar, estamos hablando de 50 por 13 mangos mas o menos nos da algo así como $650.000, si somos generosos y lo cotizamos al dolar ahorro lo multiplicamos por $11 y la suma sería de $550.000 y si somos tan buenos de creer que se lo tomaron a $9 la cuenta final está cerca de los $450.000.

Anuncios
Anuncios

sea como sea es una fortuna.

El segundo paréntesis que tenemos que hacer es sobre porque pagó en dólares y no en pesos, si desde hace unos cuantos años éste gobierno denosta el uso de divisas internacionales y promueve el ahorro en moneda local. ¿Acaso la misma señora Presidente no pesificó sus ahorros, dándonos el ejemplo a seguir? ¿No fue por Cadena Nacional que CFK instó, mirándolo a los ojos a Anibal Fernández, a pasarse del dólar al peso? ¿No fueron éstas medidas festejadas y aplaudidas en 6,7,8, programa integrado por ésta periodista en cuestión? Entonces, ¿como es la historieta?

En ese mismo programa, un informe realizado el día 6 de junio del 2012 se habla de como en los países emergentes el dólar entraba en un ocaso y era la moneda menos deseada. Bueno al parecer no es el caso de la #Argentina, no en lo que respecta y se hace valer el dicho: Haz lo que informo, pero no lo que hago a escondidas en contraposición de "mis valores".

Anuncios

Y el tercer paréntesis para realizar es sobre la difusión del caso. La victima en todo esto es siempre la gente, que depende de del beneplácito de algunos con cierto poder que nos permitan conocer las noticias y la realidad. La señora Sandra Russo le habría solicitado a la policía y a la justicia que el caso no llegue a los medios, y por consiguiente al conocimiento de la opinión publica. ¿No es esto lo que nos molesta del gobierno y de los que lo rodean? Siempre queriendo ocultar la realidad para defender intereses propios, ya sean politicos, económicos o los que fueren. Quizás no quiso que se sepa la verdad para sostener el relato sobre la ##Inseguridad en la #Argentina, tal vez para no quedar al descubierto sobre la tenencia de dólares, o puede ser, como sostuvo el periodista militante Diego Brancatelli, para no parecer "una ingenua que cayó en una estafa y entregó la plata quedando como tonta".

El hecho es que Sandra Russo fue una victima más de la inseguridad, pagó un rescate en dólares, quiso ocultar información, y se comió un sapo Lo Mire Por Donde Lo Mire.

Anuncios