Hoy por hoy la inseguridad no reconoce estratos sociales, cualquiera puede ser victima desde un arrebato hasta una entradera violenta, todo sucede muy rápido, o a veces muy lento dependiendo de la óptica con la que se la mire. La tendencia del momento son los secuestros virtuales y es una modalidad delictiva que va en aumento y parece no tener control.

Desde éste espacio nos daremos a la tarea de tratar de ayudar con algunas sugerencias para no caer en la trampa. Si bien puede darse que un llamado a mitad de la noche, donde nos digan que tienen un familiar nuestro secuestrado pueda ser verdad, ciertamente en la mayoría de los casos no es así, la pregunta es ¿qué hacer ante una situación como ésta?.

Anuncios
Anuncios

Según fuentes consultadas de la Policía Federal, los llamados suelen realizarse durante los fines de semana y por la madrugada aprovechando el poco estado de lucidez y el pánico que genera una llamada a esas horas de la noche. Los supuestos secuestradores dicen llamar desde hospitales o comisarias, cuando es así los especialistas recomiendan cortar la comunicación, ya que ni los médicos ni la policía hace este tipo de llamados.

Declara el fiscal Daniel Adler que nunca se atienda cuando suene el teléfono fijo, si las malas noticias tienen que llegar nos vamos a enterar de otra manera y de forma inmediata, no por teléfono fijo. Si hay una urgencia nos llamaran al celular, es del directorio telefónico de donde sacan el numero para hacer la llamada extorsiva.

Evite dar información demás, ya que los secuestradores pueden tener como mucho su nombre, teléfono y dirección.

Anuncios

En el supuesto caso que le digan "tenemos a tu hijo" trate de mantener la lucidez y dele un nombre falso, si contestan que si allí mismo se termina la farsa y puede cortar la llamada.

Otra cosa a tener en cuenta es contactar al "secuestrado", lo ideal es (según la PFA) cortar la llamada antes de recibir la amenaza y comunicarse con el familiar en cuestión. Si no se  anima a cortar, utilice un teléfono celular de manera simultanea y sacarse la duda. Si logra hablar con la supuesta víctima puede dar por terminado tan desagradable momento.

Tenga en cuenta que un secuestro real conlleva una logística y planificación que la modalidad de secuestro virtual no las tiene. La PFA recomienda que una vez que se sabe la llamada extorsiva es falsa y que su familiar esta a salvo radique la denuncia, ya que esto permite hacer un seguimiento de donde operan estas bandas. Por lo general suelen elegir zonas o barrios de gente de clase media para arriba.

Por último y no menos importante hay que informarse y saber cuales son los artilugios que utilizan estos delincuentes. La mejor defensa es el ataque, y una de las maneras de atacar la #Inseguridad es informándose. #Argentina