En el capítulo seis de Dragon Ball Super pudimos ver como Bills el Dios de la destrucción llegaba a la Tierra con intención de averiguar quién o qué era ese guerrero que vio en su sueño, el super saiyajin Dios. Luego de tener un fallido encuentro con Goku, en el que el Dios no puedo averiguar la identidad del super saiyajin Dios Bills intentara hacerle una visita a Vegeta para ver si el príncipe de los saiyajins sabe algo al respecto. Recordemos que Goku fue vencido por solo dos golpes de Bills. Mientras esta espera en el planeta de Kaiosama para poder volver a la Tierra Vegeta fue sorprendido por Bills, recordando todo su pasado y la humillación que el Dios le provocó a su padre el Rey Vegeta.

Anuncios
Anuncios

Luego Bills serían fuertemente irritado ya que Majin Buu no quiso compartirle ninguno de los flanes que tenía. Ante este incidente Vegeta no pudo hacer nada y el Dios destructor desato toda su ira. El capítulo siete empieza con el magistral combate entre Majin Buu, que parece derrotado y Bills quien se dispone a defenderse de los ataques de los guerreros Z.

Primero se produce un extenso preludio mientras los guerreros Z y principalmente Vegeta buscan una estrategia para poder contrarrestar el increíble poder de Bills. Sin embargo los primeros en intentarlo son Goten y Trunks con la fusión, pero son duramente golpeados por Bills. Le siguen Ten, Piccolo y Androide Numero 18 con una secuencia de ataques que no terminan por provocarle daño alguno al Dios felino. Ante esta situación Dende, el nuevo Kamisama de la tierra, sufre una gran angustia y plantea una reflexión.

Anuncios

Nada parece alterar a Bills, pero tampoco a Wiss, quien sigue comiendo todo el tiempo y no deja de degustar los exquisitos manjares del crucero “Princess Bulma”. Mientras los guerreros Z dan todo su esfuerzo Bills se divierte con ellos y solo se demora más y más tiempo en destruir la Tierra. Finalmente Vegeta enfrenta al Dios pero sin éxito, Bills termina humillándolo como a su padre. Pero se produce el punto más fuerte del capítulo cuando Bulma es golpeada por Bills desatando toda la furia del príncipe de los saiyajins. Parece que un combate totalmente diferente está a punto de comenzar.

 

  #Televisión #Animación #Dragon Ball Z