El fantasma del fraude electoral se vuelve a volcar con más fuerza en los medios de comunicación debido a las denuncias realizadas por la oposición en las elecciones a gobernador de Tucumán este año, que sujetan que Manzur candidato del Fpv sería el gobernador electo frente a un Jose Cano perteneciente al "acuerdo para el bicentenario" apoyado por el frente cambiemos y el frente renovador.

Al parecer a los incidentes en la capital de la provincia se le anteceden las irregularidades y siniestros ocurridos durante la jornada electoral, ilustradas por la celebre quema de urnas, donde según el diario La Nación, en las PASO del 9 de agosto de este año el Fpv se habría impuesto en 40 de las 42 mesas que se vieron afectadas por la quema de urnas del 23 de agosto en las localidades de Monteros, Lules, La cocha y Cruz Alta. 

Los percances y el repudiable accionar de la policía reprimiendo a los manifestantes en la capital de la provincia ya es un hecho retratado por los medios nacionales, pero el debate se enciende en el lugar del llamado y pedido de la oposición de realizar una #Reforma Electoral para el 25 de octubre, es decir impulsar un cambio del sistema electoral tradicional en menos de 60 días, y convalidar el sistema de boleta única o electrónica.

Anuncios
Anuncios

El cambio de sistema conllevaría una serie de ventajas y contras que deberían ser debatidas por la totalidad de las fuerzas y en menos de 60 días que para los tiempos políticos, una reforma electoral a nivel nacional donde se debe aceptar un sistema común entre todas las fuerzas, repartirlo a lo largo de todos los distritos electorales de la nación y capacitar a millones de personas a utilizar este sistema sugiere una planificación exhaustiva e inversión seria, que supera el trabajo de menos de 2 meses.

Por otro lado las ventajas son evidentes, ya que el escrutinio sería mucho más eficaz y de rápida comunicación a la justicia electoral, aunque el indice de fidelidad y transparencia es otro análisis para el debate, ya que si se buscaría generar una base de datos de manera digital podrían ser más manipulables frente a un sistema electoral tradicional. 

Pareciera ser una estrategia de provocación por parte de la oposición, que en un distante lugar lo es, pero también es real la necesidad de agilizar un sistema electoral que se ve muy afectado por incidentes donde la seguridad del voto debe estar garantizado al 100%, parece lógico reclamar una revisión del sistema luego de las elecciones de octubre que permita corregir las fallas y desperfectos del actual método electoral.

Anuncios

También es importante destacar que los sectores políticos disidentes al oficialismo deberían replantear el ejercicio de la política que están llevando a cabo, ya que los fines electoralistas de denunciar fraudes cuando una elección no es favorable a sus propios intereses. En tanto y cuanto el gobierno nacional a su vez debe garantizar la seguridad del proceso democrático y que los hechos ilegales no queden impunes, denunciando todas las irregularidades a la justicia electoral. #Argentina #Elecciones 2015