La historia de Dragon Ball fue, es y seguirá siendo un gran éxito. No solo por su originalidad y su papel fundante en el anime, tampoco por sus personajes y las diferentes características o sus valores. En realidad lo que hace grande a Dragon Ball es su universo creativo, compuesto por todos estos elementos y traspasado por elementos que vienen de influencias tan diversas como las películas de ciencia ficción estadounidense, la cultura mítica chica, y los cuentos infantiles.

En esta nota recordaremos las principales influencias que tuvo Akira Toriyama a la hora de crear a Son Goku, el protagonista de toda la franquicia y del universo Dragon Ball.

Anuncios
Anuncios

En primer lugar Akira Toriyama creo en 1983 “Dragon Boy” un manga de dos números preludio e influencia directa de la posterior historia de Dragon Ball. En ese manga Goku lucía un aspecto de luchador japonés con características de dragón (alas etc). Sin embargo Akira Toriyama descartaría ese proyecto y esa idea de Goku, incluso en algún momento llego a diseñar un Goku de género femenino. Finalmente el artista se definió por el Goku que todos vimos en DB el cual es una adaptación moderna del personaje Sun Wukong del libro “Viaje al Oeste”. Esta historia narra como un monje conoce a tres personalidades, el rey mono (Sun Wukong), una especie de duende del agua y un hombre cerdo. Juntos emprenderán un largo viaje a la India buscando unos escritos budistas. Esta obra mitológica china data del año 1590 y su autor es anónimo.

Anuncios

Como podemos ver en la foto el rey mono tiene gran parecido a Goku, ya sea por su cola de mono, su báculo sagrado y su nube voladora.

Sun Wukong es un personaje muy fuerte capaz de levantar grandes rocas, además puede correr y saltar a gran velocidad, como Goku. También puede transformarse de diversas maneras. Un dato curioso es que Sun es un Dios inmortal que logró su estado luchando por cielo y tierra. Como veremos en otras notas similares, muchos personajes de la serie son adaptaciones de esta obra china, incluso el arco argumental de DB también tiene mucho eco en “Viaje al Oeste”, pero esto es parte de otro análisis. #Televisión #Animación #Dragon Ball Z