Daredevil es un personaje de Marvel que no siempre está en los primeros planos en las sagas o eventos importantes de los #Comics. Aunque es muy querido por el público ya que el héroe goza de una personalidad y estilo único. Pero el hombre sin miedo no tuvo éxito en la gran pantalla con el film de 2003 protagonizado por Ben Affleck que decepciono a los fanáticos, por lo que el personaje necesitaba un reinicio que lo introduzca en el mercado. Que llego de la mano de Netflix con la serie Marvel´s Daredevil. 

Esta serie es un respiro de aire fresco para el héroe de las viñetas. Con un marcado estilo oscuro y realista a mi parecer, mejor logrado que el de la trilogía de Batman de Christopher Nolan.

Anuncios
Anuncios

Porque la serie en si es más cruda y sangrienta. Como también retrata con más énfasis el carácter de los personajes. Sus motivaciones, sus miedos, su pasado y el porqué de sus acciones. 

Sin duda fue un acierto basarse en la visión de Frank Miller para ambientar la serie ya que consiguen atrapar al público con este método serio tan usado en los últimos tiempos que le queda bien a varios personajes, pero no a todos. Con la cantidad de proyectos basados en comics que hay en la #Televisión actual era de esperarse que marvel se atreviera a lanzar otra serie para competir con el dominio de DC Comics en la pantalla chica, a mi parecer Daredevil es junto a Flash de las mejores series de superhéroes que hay en la actualidad ya que desde el principio y hasta el final mantienen su esencia y estilo propio, cosa que no hacen la mayoría de programas del género.

Anuncios

El programa posee un buen trabajo de reparto como también de los guionistas que logran mantener al público prendido de la historia durante toda la temporada, además tiene una buena base en los comics de los 80s donde se vio la mejor época del personaje de Marvel Comics. El futuro de Daredevil en la Tv es más brillante que nunca ya que con el gran éxito de la primera temporada y con la segunda temporada en plena producción. Sin dudas tendremos al hombre sin miedo en la pantalla chica por largo tiempo.