Este texto no va para gente que es macrista o sciolista. Va para la gente que sabe que tanto Macri como Scioli son malas opciones, pero quiere usar su voto de una manera responsable, poniendo su preocupación por el país por encima de sus preferencias personales, y quieren optar por la opción "menos mala".

Hace unos meses escribí un artículo criticando el llamado a votar en blanco en el ballotage de Ciudad de Buenos Aires. Consideraba que había diferencias estratégicas entre la victoria de Larreta (PRO) y la victoria de Lousteau (ECO) que ameritaban optar por este último. No es el caso para el ballotage presidencial entre Macri (Cambiemos) y Scioli (Frente Para la Victoria) para este domingo 22 de Noviembre.

Anuncios
Anuncios

En este caso tenemos elementos para juzgar que las consecuencias de ambos gobiernos serán tan similares que no se justifica votar por uno de ellos con la esperanza de que sea "el mal menor".

Los argumentos que intentan inclinarnos para uno de los dos lados vienen más del kirchnerismo o filo-kirchnerismo que del macrismo. Estos argumentos se pueden agrupar en:

  • Los que sobredimensionan el carácter reaccionario de Macri/Cambiemos para meter miedo (diciendo que Macri va a derogar el matrimonio igualitario, va a acabar con los planes sociales, etc.).
  • Los que resaltan que entre los votantes de Scioli existe un importante sector progresista que lograría condicionarle, mientras que los votantes de Macri son de derecha pura.

Todos estos argumentos ocultan lo que Scioli y Macri (y sus equipos) tienen en común.

Anuncios

Por ejemplo, el aval del Council of Americas (ver nota en Télam del 26/8), su alianza con el conservadurismo católico, su enfoque represivo ante el conflicto social, entre otros. Ambos han gobernado distritos importantes del país por 8 años y tuvimos tiempo de ver cómo son. Estos hechos tienen mucha más importancia que cualquier futurología paranoica.

Además, no necesitamos futurología cuando podemos analizar los equipos económicos de ambos candidatos y ver que no hay diferencias sustanciales entre el de Macri y el de Scioli. Recomiendo la lectura de ambos artículos.

En cuanto al sector progresista que integra a los votantes del FPV, se argumenta que tendría el peso para impedir que Scioli tome medidas (demasiado) reaccionarias y empujarlo a que tome medidas progresistas. ¿Pero cómo vamos a creer esto cuando este sector progresista que quería como candidato a Randazzo fue incapaz de impedir que le impusieran a Scioli? Además, ¿cuál fue la última medida reaccionaria que este sector impidió en estos 12 años? Si no han podido condicionar al gobierno de CFK, ¿cómo van a condicionar uno encabezado por Scioli?

La gran mentira: el voto en blanco beneficia a Macri

La desesperación por convencernos de que votemos a Scioli (y de ser "funcionales a la derecha" si votamos en blanco) lleva a algunos kirchneristas a esta mentira tan rotunda de que los votos en blanco beneficiarían a Macri.

Anuncios

En un ballotage cada voto en blanco o anulado no cuenta para ninguno de los dos candidatos. Los votos en blanco, los nulos, los impugnados, etc. quedan afuera del 100% que se divide entre ambos candidatos. La victoria en un ballotage no es por porcentaje sino por cantidad de votos.

Conclusión

Uno de los dos va a ganar, eso es inevitable. Las consecuencias de un nuevo gobierno del FPV o un gobierno de Cambiemos serán igualmente nefastas. Pero cuantos menos votos tengan, menos legitimidad van a tener para aplicar sus políticas antipopulares. El mal menor es votar en blanco. #Elecciones 2015 #Daniel Scioli #Mauricio Macri