Habiendo pasado seis meses desde el estreno del documental ‘Montage of Heck’ sobre Kurt Cobain en HBO y tres meses desde la exhibición en cines, fue publicado el soundtrack correspondiente. La edición deluxe del álbum, grabado íntegramente por el líder de Nirvana, cuenta con 31 pistas entre las que se encuentran demos caseros de canciones, recitados y experimentos musicales.

 

Brett Morgen, director del documental, fue el encargado de elegir el material que constituye el disco. Para esto, tuvo a su disposición más de 100 cassettes que Cobain grabó a lo largo de toda su carrera. El director, según dijo en una entrevista en octubre, se había propuesto exponer el proceso creativo del líder de Nirvana.

Anuncios
Anuncios

Puntualmente, quería brindarle al oyente la sensación de estar presenciando las grabaciones.

 

En este sentido, podemos afirmar que Morgen cumplió con lo que se había propuesto. En ‘Montage of Heck: The Home Recordings’, encontramos grabaciones como ‘The Yodel Song’. ‘Underground Celebritism’, o ‘Letters to Frances’ que, más que canciones concretas, probablemente hayan sido bocetos de Cobain a partir de los cuales tomaría distintos riffs o partes de letras para hacer las canciones finales. Kurt había admitido que solía recortar y unir fragmentos de poemas para constituir las canciones terminadas.

 

Si bien el disco no incluye ninguna versión antigua de ningún gran clásico de Nirvana, resulta interesante escuchar demos iniciales de canciones que formaron parte de los discos de estudio de la banda como ‘Scoff’, ‘Been a Son’, ‘Frances Farmer Will Have Her Revenge on Seattle’ y ‘Something in the Way’.

Anuncios

Incluso puede percibirse una evolución entre las versiones de este disco de ‘Clean Up Before She Comes’ y ‘Do Re Mi’ y las que fueron publicadas en el box set ‘With The Lights Out’.

 

Por otro lado, se incluyó un grupo de pistas que, sorprendentemente, son canciones que quedaron inconclusas. Sin embargo, éstas parecían tener una estructura bastante elaborada para haber sido descartadas. Entre estas encontramos ‘What More Can I Say’, ‘Desire’, ‘She Only Lies’ y, especialmente, ‘Poison’s Gone’.

 

Esas canciones, totalmente inéditas hasta el momento, y el cover de los Beatles ‘And I Love Her’, probablemente sean lo más interesante del disco para los fanáticos de Kurt. En cambio, pistas como ‘Beans’ y ‘The Happy Guitar’, para quienes están interiorizados en la #Música de Nirvana, no resultarán sorprendentes. La primera de estas dos canciones es muy similar a la versión que aparece en el box set, mientras que la otra fue dada a conocer por bootlegs a mediados de los ’90 bajo el nombre ‘Black and White Blues’.

Anuncios

 

Al seleccionar la totalidad de las canciones, Brett Morgen efectivamente logró exponer el proceso creativo de Kurt Cobain. Sin embargo, debemos admitir que las pistas más experimentales seguramente no despertarán interés en mucha gente. Algo similar ocurre con los audios de recitados para el público que no entiende inglés.

 

En agosto y septiembre se filtró material muy valioso para la historia de Nirvana, como el demo de Fecal Matter completo, la primera grabación de ‘Pennyroyal Tea’, e incluso un ensayo de 1987. Esto lleva a pensar que Morgen debería haber aprovechado mejor los recursos que tuvo disponibles para incluir en ‘Montage of Heck: The Home Recordings’ algo mucho más interesante que grabaciones de menos de dos minutos excesivamente experimentales que, posiblemente, Cobain no hubiese querido mostrar.

 

Calificación: 6/10 #Arte #Cine