En medio de la campaña sucia que se desató luego de las últimas elecciones y en vísperas al ballotage del 22 de noviembre,  el oficialismo fue por más, prácticamente “tomó por asalto” según otras noticias, la Cámara de Diputados e hicieron jurar a dos nuevos auditores, miembros de la Cámpora, como no podía ser de otra manera, y uno de ellos, Juan Ignacio Forlón, es amigo de la infancia de Máximo Kirchner.

Como era de esperar Julián Domínguez justificó lo injustificable  en una conferencia de prensa, diciendo que no buscan la impunidad de nadie. Siguen tomando el pelo a toda la población, porque se sabe claramente que esto que hicieron no es legal.

Anuncios
Anuncios

El kirchnerismo violó el reglamento imponiendo la designación de Julián Álvarez y Juan Ignacio Forlón en la Auditoría General de la Nación,

Domínguez justificó lo injustificable: "No buscamos la impunidad de nadie" Este miércoles 04/11, el oficialismo brindó una conferencia de prensa tras la escandalosa sesión en la Cámara de Diputados donde juraron dos nuevos auditores de la AGN, miembros de La Cámpora y uno de ellos, Juan Ignacio Forlón, amigo de la infancia de Máximo Kirchner.

Los funcionarios recientemente designados, tuvieron que renunciar de apuro a sus respectivos cargos, dado que uno era secretario de justicia y otro funcionario del Banco Nación. Adujeron que para la jura de los nuevos auditores no se necesitaba “quórum”, dado que la banca de la oposición se había retirado cuando esto sucedió.

Anuncios

Y todo sigue así, día a día, van generando más y más suciedad. Costará mucho tiempo limpiar todo lo que han ensuciado e intentar reconstruir lo que han destruido, principalmente la confianza de la gente en todo sentido.

Nosotros supuestamente vivimos en un estado democrático, debería ser una República, en donde los tres poderes, léase Ejecutivo, Legislativo y Judicial, tuvieran autonomía, y no dependieran todos del gobierno de turno. En este caso, el oficialismo copó todo desde hace años, y vienen minando la justicia, riéndose en la cara, como en la foto en la cual Boudou y Julián Domínguez miran a la cámara y ríen, de todos nosotros.

Los argentinos pacíficos, que queremos vivir en un nuevo país, que votamos el cambio, que deseamos fervientemente que tanta corrupción se termine y renazca la confianza en todos nosotros, repudiamos todo lo que sucede, y lo demostramos democráticamente en las urnas el 25 de octubre, y volveremos a hacerlo el 22 de noviembre.

El oficialismo, tristemente, intentan convencer amenazando, regalando a la gente que no piensa todo tipo de cosas materiales, y a los que piensan y son corruptos, cargos, lo cual es mucho peor porque desde esos cargos cometen lo más variados desmanes en detrimento de una sociedad que ya venía bastante golpeada y vapuleada.

Anuncios

De todos modos, no se olviden que estamos en Democracia, y la queremos defender, ya no convencen a nadie con el cuento de los de derecha y de la izquierda. El candidato del cambio propone unión, propone caminar juntos hacia un nuevo destino.

La gente honesta y decente quiere un país diferente, en paz y armonía, queremos poder llegar al 22 de noviembre en paz, y luego, disfrutar de un logro de la democracia que todos merecemos tener. Es de esperar que dejen espacio a quienes piensan diferente, porque de otro modo, están embarrando lo que tanto predican, y se están transformando en dictadores. #Elecciones 2015 #Corte Suprema #Corrupción en Argentina