Pareciera que no hay límites en la dirigencia máxima del #Fútbol argentino, no sólo por los intereses que caracterizan la gobernabilidad de la institución, sino por la inoperancia para llevar a cabo una elección transparente. "Seguristas" y "Tinellistas" siguen enfrentados por la ambición de manejar la #AFA, desacreditando la postura "del otro", y sin el consenso necesario para, siquiera, enderezar el camino malformado de nuestro fútbol.

Unos acusan a otros, precisamente desde el oficialismo, como los "soberbios" que pretenden a través de Marcelo Tinelli, llevar a cabo una gestión unánime y autoritaria - empresarial. Mientras que desde la oposición aspirante, sostienen que el proyecto proveniente del "Grondonismo", ya no posee ideas ni capacidad de gestión, optando por un cambio rotundo.

Anuncios
Anuncios

Paralelamente desde el edificio de la calle Viamonte, el "oficialismo" pretende que las elecciones se repitan el día 18 del mes corriente para capturar los votos de dirigencias que se van, como las de Argentinos y Colón (ya que transitarán elecciones a Presidente en sus respectivas comisiones a partir del día 19) y especulando con la ausencia del voto de los máximos mandatarios de River, por haber viajado a Japón al mundial de clubes. Pero desde la plataforma "Tinelli", la intención es que se lleven a cabo para el día 23, de manera que se puedan contrarrestar (a su favor) las mencionadas irrupciones, ya que las dirigencias electas de los respectivos clubes, así como la cúpula de River Plate, se inclinarían por el "cambio".

Lo cierto es que habiendo transitado una elección oscura, poco honesta y de gestiones poco ortodoxas que rozaron la ilegalidad y el fraude electoral, ojalá Segura y  Tinelli piensen de una vez por todas que cada vez más hundimos nuestro glorioso y apasionado deporte.

Anuncios

Pero parece irreversible plasmarlo.

Un sabio profeta lo dijo una vez: "la pelota no se mancha...", pero la siguen hundiendo en el lodo. Y además de ser noticia en todo el planeta, sumada a la corrupción de dirigentes locales por el escándalo FIFA, la falta de seriedad y gestión; se hace notar cada vez más. Probablemente y haciendo un análisis "micro" de la situación electoral para designar el nuevo presidente de la Asociación del Fútbol Argentino, teniendo en cuenta el `radiopasillo´ de la institución, la Asamblea de votantes no alcance el quórum pertinente, y las elecciones se posterguen para el próximo año.

Feliz Navidad y próspero Año Nuevo, no son deseos de los personajes que siguen contaminando el futuro de la pasión de multitudes. Pero el poder, la egoísta ambición, la predominante corrupción especulativa, y la falta de unanimidad, parecen ser los denominadores comunes de ambos pretendientes para gobernar nuestro "preciado" fútbol.        #Argentina