A solo dos semanas de que termine el año, prácticamente todos los animes de la temporada de otoño, la ultima de 2015 están al borde de finalizar, y ya se puede vislumbrar cuales fueron los mejores de esta ultima parte del año.

Lastimosamente la temporada de otoño fue una de las peores en varias épicas, o tal vez incluso la peor del 2015. La cuestión es que los animes que comenzaron en octubre tuvieron de un desempeño muy pobre, muy pocos lanzamientos y de una calidad muy inferior a la que desde esta distancia, la primavera de 2015 (desde Marzo a junio) parece una época de oro, ya que en ese momento se emitían buenas adaptaciones como Shokugeki no soma, u Ore Monogatari, hasta buenos animes originales como Punch Line y Plastic Memories.

Anuncios
Anuncios

En esta temporada de primavera abarrotada de animes genéricos y prefabricados, hay que conformarse con secuelas como Noragami Aragoto o Haikyuu 2 que si bien son buenos animes en su campo, lejos están de algo destacable conforme a lo que fue todo el 2015. Por otro lado las adaptaciones de novelas ligeras cada vez más frecuente traen un aire refrescante a la oferta de animes. Subete ga F ni Naru: The Perfect Insider y Sakurako-san no Ashimoto son dos claros ejemplos. Dos adaptaciones de misterio y suspenso que desde un inicio atrapan pudo entregar.

Obviamente existen los típicos shonen taquilleros como lo es One Punch Man, único en su tipo, con una popularidad masiva y una excelente performance, posiblemente entre lo mejor emitido del año, pero aun así entra en otro rango de animes masivos, no en lo que particularmente considero realmente sublime, pero es genial así como es.

Anuncios

Otras secuelas y spin offs merecen ser resaltados, Owari No Seraph 2 incremento su desempeño increíblemente no solo con una mejora destacable de la #Animación sino con modificaciones positivas respecto al manga, lo que logro una continuación increíblemente entretenida. K’ Return of Kings una de las secuelas más esperadas también demostró una animación pulcra y un desarrollo cronológico de la historia muy atrapante, con los giros de los acontecimientos en su trama, es de los mejores animes de los últimos años. Utawarerumono y Young Black Jack son Spin off entretenidos y disfrutables, pero como todas estas adaptaciones fuera del eje central, dejan una sensación de vacío y carencia de impacto.

Otro aspecto preocupante por otro lado es la cantidad de animes genéricos que adquirieron una misteriosa e irracional popularidad. Títulos como: Shinmai Maou no Keiyakusha Burst, Gakusen Toshi Asterisk o Rakudai Kishi no Eiyuutan, simplemente son hermanos o primos cercanos casi gemelos. Repletos de clichés, argumento e incluso diálogos casi totalmente similares, igual que sus protagonistas de cabello rojizo. Estos son solo un ejemplo de los animes que solo nublan la vista de otros animes realmente interesantes y menos obscenos, que por cierto no pudren la industria, como esta triada diabólica si lo hacen. #Televisión