El 2015 ya está en vísperas de terminar, y con ello no solo el ciclo es el que finaliza, sino también todos los animes que comenzaron este año, y será la meta de este articulo hacer un breve repaso por los mejores animes que entrego este año.

Si recordamos un poco las temporadas pasadas, quizás el anime con mejor performance fue Shokugeki No Soma, un anime sobre el mundo de la cocina que rompió esquemas clásicos del anime para demostrar que cualquier situación cotidiana puede volverse una emocionante aventura, con una excelente adaptación del manga y con una segunda temporada en camino. Otro gran anime aunque divido en 2 temporadas fue Durarara X2 Shou y Ten, hecho por un estudio nuevo que le dio una #Animación pobre, pero la historia se desarrollo satisfactoriamente con respecto a la novela ligera, llego de situaciones extremas, sus historias interconectadas entre varios personajes crean una serie atrapante e intrigante.

Anuncios
Anuncios

Un icono del anime de 2015 fue sin duda One Punch Man. Pero también es pertinente prestarle atención a otros lanzamientos menos llamativos. Así como lo fue la segunda temporada de OreGairu, que relata la historia de un triangulo amoroso de estudiantes de secundaria, de una forma que jamás había sido retratado antes, con un nivel de detalle y profesionalismo tal que para comprender la historia es necesario interpretar cada dialogo exhaustivamente. Yendo a un punto totalmente opuesto, Kekkai Sensen fue la serie de género sobrenatural que más se destaco, lleno de personajes muy particulares y cerrando su emisión con un episodio de más de treinta minutos, explayo perfectamente la historia de cómo un chico normal se introduce en un mundo de monstruos y pandillas para cumplir la promesa que le hizo a su hermana.

Anuncios

Si pensamos en anime de deportes definitivamente la tercera temporada de Kuroko no Basuke, no solo la última temporada mejoro cada aspecto de las anteriores dos entregas, sino que cerró la historia perfectamente adaptando exactamente el manga, y mostrando la particular mirada de los japoneses del baloncesto.

Una serie de la que nada se esperaba, pero termino sorprendió a la mayoría, fue Owari No Seraph, el cual durante el 2015 con sus dos temporadas consolido una gran cantidad de fanáticos que adhirieron a leer el manga. No solo porque su historia culmino en un clímax muy atractivo, sino que dentro de sus condimentos genéricos, logro un desenlace entretenido y refrescante. Por otro lado K: Return of Kings, una joya respecto a animación no decepciono con su performance, la guerra entre el clan rojo, verde y azul que encarna su trama, fue uno de los mejores animes originales del año.

En cuento a misterio, Subete ga F ni Naru: The Perfect Insider es la mejor opción, terminando en solo once episodios, resume perfectamente un enigma de cuarto cerrado que atrapa desde el primero al último episodio.

Anuncios

Otras obras que podrían acompañar este género son Rokka No Yuusha y Grisaia no Rakuen que tienen temáticas similares. Una recomendación solo para puristas del anime, Fate/stay night: Unlimited Blade Works 2, una de las tantas rutas adaptadas que abarca la serie. Quizás de las series más simples y más completas aunque con muchas críticas fue el proyecto: Charlotte del estudio P.A Works, una buena serie para iniciarse en el mundo del anime.

Aunque el 2015 no fue el mejor año para el anime, si trajo de vuelta viejos titanes como Dragon Ball y Digimon, aunque el 2016 seguramente será un año aun más prospero.