Atraparon a los 3 fugados del penal, los asesinos de los traficantes de la efedrina. La prensa nacional no habla de otra cosa. Después de días de persecución policial y mediatica, parece que la historia llega a su fin. Digo parece porque todavía falta saber como escaparon, quienes son sus financistas, amigos que permitieron la fuga, etc., pero ya se olvidaron de que vienen pasando cosas también de mucha importancia.

Ayer hubo represiones de empleados municipales en La Plata y Neuquén, con una cobertura mediatica escasa, donde la palabra no fue represión, sino incidentes, minimizando lo que sucedió en realidad. Balas de goma, bastonazos, gases lacrimógenos, gente herida, eso no parecen incidentes, eso parece más una cruel represión policial con la orden del intendente Garro y la anuencia del jefe de seguridad bonaerense Ritondo, por más que anoche se haya querido despegar.

Anuncios
Anuncios

Con un saldo de 8 heridos internados, y con la excusa de que "son punteros politicos", "ñoquis", el intendente Garro, conocido homofóbico que nunca le daría empleo a un travesti antes los mandaría al psicologo, ordenó en primer lugar: un masivo despido de empleados contratados, que si bien los contratos vencieron el 31 de enero, había un acuerdo de prorrogarlos y revisarlos, despidió a personal de planta con más de 12 años de antigüedad, muchos de ellos militantes de diferentes fuerzas políticas, lo cual conlleva a la figura de persecución politica, y luego tuvo que ver en la feroz represión a las personas que ayer se manifestaron en defensa de sus puestos de trabajo.

Lo triste de todo es que la falta de autocrítica del intendente, de sus funcionarios, que no solo no les importó la cantidad de heridos, sino la justificación ante esta violencia, uno de ellos diciendo que la situación lo ameritaba según dijo el secretario municipal Mor Roig.

Anuncios

Todavía no se vio o escucho palabras de solidaridad de los anteriormente mencionados, hacia la mujer con 15 disparos de balas de gomas hacia una mujer en la espalda.

Más triste es la poca cobertura mediatica en directo que hubo de la represión, como si blindar a un #Gobierno que lleva un mes gobernando sea lo prioritario. Y también se ve el silencio de los principales lideres sindicales, que salvo Yasqui, se han quedado callados. Salvo manifestaciones del Frente para la Victoria, dirigentes de los movimientos de izquierda, tampoco se ha escuchado mucho a los lideres politicos de otras fuerzas, llámese Unión Cívica Radical, Frente Renovador, que no han lamentado lo sucedido.

Como dijo Leon Gieco, espero que la violencia no nos sea indiferente, todo lo contrario, es momento que esta caza de brujas o "ñoquis" como se le quiere llamar a toda esta ola de despidos de empleados públicos, acabe de una vez. Se está estigmatizando a una clase trabajadora sin hacer una revisión previa de contratos.

Anuncios

Parece más un ajuste y es más se está marcando la cancha a los gremios de empresas privadas para que no pidan aumentos de sueldo. Se está buscando que el desempleo ascienda al 15 % para que los salarios se mantengan o suban por debajo de la inflación, que también dicho de paso, no se va a publicar debido a la emergencia estadistica.

Hoy la represión no es noticia, la información pasa por los 3 fugados aprendidos, pero no olvidemos, los despidos siguen, la violencia institucional también y depende de nosotros que esto no se repita. La indiferencia es complicidad, hoy golpean a estatales, mañana pueden ser empleados privados o la misma prensa. #Política Buenos Aires #Mauricio Macri