Desde el 2002, para ser exactos el primer bimestre de ese año, que no había esa enorme cantidad de despidos, producto de la crisis del 2001, es decir, 14 años que no teníamos 100000 despidos en los primeros meses de un año.

Otra noticia preocupante es que las empresas no están tomando gente y el 80 % de ellas no piensa hacerlo, hasta tanto no tengan la certeza de que en la #Argentina va a haber consume.

Y que una de las razones, por no decir la principal, es la fuerte caída del consumo, la gente perdió poder adquisitivo porque la devaluación generó una fuerte suba de los precios, fundamentalmente la de los alimentos. Esa suba contrajo el consumo, al bajar el consumo no hace falta producir tanto y si no hace falta producir como antes y si no hace falta producir como antes, tampoco hace falta mano de obra.

Anuncios
Anuncios

Y como no hay a la vista una salida de esta situación, y como también como dicen la mayoría de las consultoras la inflación no va a bajar ya que todavía falta la suba del gas, del transporte, ya subió la telefonía celular, las naftas, es decir, bienes y servicios que generan más inflación. Entonces la vista no se ve que vaya a subir el consumo y por ese motivo las empresas dicen que no van a tomar personal.

Quizás uno pueda decir que "en mi sector no están despidiendo" pero cuando se despiden empleados, esos empleados dejan de consumir de todo por eso en algún lugar eso nos afecta, además esos despidos empiezan a formar una especie de "ejercito" que esperan que surga un puesto, o sea, una persona que puede ir por nuestro puesto por mucho menos sueldo.

Cuando se genera tanto desempleo en tan poco tiempo, hay mucha gente buscando empleo en la calle que baja la oferta de salario, con más desocupados hay menos salario.

Anuncios

Veamos algunas cifras: entre enero y febrero hay 107000 despidos. En enero hubo 41921 despedidos, la mitad del sector público (nación, provincia y municipios). En febrero hubo 65799 despidos, 55800 fueron del sector privado. Y algo que no es tan tangible, es lo que se hacía antes para cuidar el empleo privado y lo que se dejó de hacer ahora.

En el #Gobierno anterior, el ministerio de trabajo, cuando cualquier empresa quería despedir empleados, estaba ahí para saber porque se pensaba despedir, intervenía con creditos o ayuda, o algún subsidio, quizás un impuesto determinado no lo podía afrontar la empresa y el ministerio conseguía que lo pagaran luego.

Había un trabajo del ministerio, empresa por empresa, para evitar despidos y es por eso por lo que en crisis importantes como la caída de Leham Brothers que llevo a los EE. UU., Reino Unido y a gran parte de Europa a que la tasa de desempleo superara el 10 %, aca ese indice no subiera, debido a que el ministerio de trabajo atacaba esos problemas.

Anuncios

Hoy, en este gobierno, esa intervención no existe, desapareció. Hay ordenes escritas para que las delegaciones de todo el país, no intervenga en caso de despidos. Es decir, las empresas tienen el incentivo para despedir, no hay consumo y por lo tanto no hay producción, tampoco hay estímulos, ni ningún trabajo en contra, entonces lo más fácil es despedir.

Se conforma un círculo vicioso, donde, como no hay consumo no se produce, como no se produce se despide personal, que implica baja de consumo, con la consecuente baja de producción, que hace que se vuelva a despedir a más gente

Mientras el gobierno no intervenga con medidas concretas, expectativas, incluso hablar con los empresarios, las cifras no van a bajar todo lo contrario pueden subir más. #Inflación y Precios