Después de negar que hay una ola de despidos, Macri convocó a los empresarios para buscar la forma de evitar cesantías y de paso, minimizar el costo político del veto a la ley anti despidos, que en esta semana se va a dar la sanción en la cámara de diputados. Para ello firmaron un acuerdo que en su introducción, se ve que es un documento firmado solo el empresariado y no por el #Gobierno en si.

En el salón blanco de la Casa Rosada, el presidente se acordó nuevamente de la herencia del anterior gobierno, señalando que recibió una economía estancada por 5 años y que todos, empleadores y empleados debemos poner el hombro, "hay que generar confianza, la inversión trae #Trabajo, donde su principal objetivo, dijo, no es conservar los empleos, sino generar millones, afirmó, sin dar muchos detalles.

Anuncios
Anuncios

Este documento no compromete al empresario a no despedir, ya que esa palabra no figura en este acuerdo, ya que solo se compromete a no reducir la plantilla de personal de  una empresa, por 90 días. Es decir, podrían despedir a 10 personas y si toman a 10 nuevos empleados estarían cumpliendo con tal acuerdo, tampoco se dan detalles de cuantos empresarios refrendaron este acuerdo. 

Este acuerdo puede servir para despedir a empleados con derechos adquiridos, con antigüedad y tomar la misma cantidad de nuevos empleados, sin antigüedad, sin los mismos derechos. O despedir a 10 empleados que ganen por dar un ejemplo 12000 pesos y tomara a 10 nuevos empleados que ganen 8000 pesos

También se comprometen a propiciar nuevos planes para generar más empleos, además consideran la ley anti despidos aprobada en el senado como una herramienta que solo frenará inversiones y el efecto será más despidos.

Anuncios

Algo a tener en cuenta que solo aquellos empresarios que firmaron este acuerdo asumirán el compromiso de No reducir sus  plantillas y que no prevee sanciones en caso de incumplimiento.

El diputado Héctor Recalde, afirmo en un reportaje que concedió a Pablo Duggan que no "hay un compromiso de no despedir gente, sino de no reducir la plantilla"  y por eso considera al mismo como engañoso. 

El sindicalismo ya ha dicho que es una falta de respeto este acuerdo, cabe recordar que en este documento no estaba incluido el gremialismo, estuvo aparte de esta reunión. Tanto la CTA de Micheli como la de Yasqui, han considerado que es una maniobra del gobierno para dilatar la ley anti despidos y que no pueden confiar en que los empresarios vayan a cuidar los empleos y tampoco el gobierno, que empezó su gestión despidiendo empleados públicos.

Han afirmado además que si la ley es vetada por Macri, habrá paro nacional, el secretario de la Fraternidad, Maturana ha dicho que no quiere despidos por 180 días.

Anuncios

Esta ley también ha divido aguas dentro del mismo oficialismo, Tonelli diputado del Pro, está más a favor de que esta ley se aplique en forma sectorizada, en la otra vereda, Massot, titular del bloque de diputados, en forma tajante ha dicho que esta ley es contraproducente, en vez de una ley anti despidos, ha dicho que se necesita una que genere empleo por eso pide mas días antes de tratarla en el recinto. #Argentina