A pesar de la compleja situación de Cristina Kirchner y de las pruebas solidas que existen, la justicia sigue sin hacer respetar la ley y ejercer su juicio sobre la ex-presidenta.

Es de conocimiento público, y no solo de civiles sino que todo el asunto de la corrupción y vaciamiento sistemático del estado tramado por el fallecido ex presidente Néstor Kirchner, quien creó una asociación ilícita amparado en el poder del estado, y luego asumido el liderazgo de la banda por la actual ex-presidenta Cristina Fernández Kirchner, es un hecho concreto y fehaciente, probable fácilmente haciendo pericia las cuentas del estado, las cuentas de la obra pública de los últimos doce años, y sobra decir las causas que involucran las propiedades Hotesur y los hoteles del sur, donde la relación de Cristina con Lázaro Báez es clara, y contundente.

Anuncios
Anuncios

Sin embargo, a pesar de las pruebas que son evidentes, probables, y rebalsan en los tribunales de Comodoro Py, la justicia sigue sin ejercer dictamen penal sobre la figura de la ex-presidenta. Si bien es cierto que algunos de los esbirros de Cristina Fernández, como Ricardo Jaime, Julio De Vido y recientemente Ricardo Echegaray fueron condenados por delitos menores, la cabeza de la organización que otorgo la impunidad a estos personajes durante doce años, aun no presenta peligro alguno de condena.

Recientemente el juez Bonadio sobreseyó a la ex-presidenta por la causa de su falsificación de titulo de abogada, según argumenta porque la documentación de la Universidad de La Plata, abala el curso aprobado de las materias. Por su parte el abogado constitucionalista Daniel Sabsay argumento “Un analítico es fácil de falsificar, que muestre el titulo, yo todavía tengo dudas

Por su parte, el Juez Casanello quien se encarga del caso de corrupción de Lázaro Báez y La Ruta del Dinero K, fue recusado nuevamente por el hijo de Lázaro, Leandro Báez, quien en su escrito afirma que Casanello “No realizo ni una sola investigación sobre Cristina Kirchner” y argumento también que el juez tiene “relaciones fraudulentas con la ex-presidenta lo cual avala un encubrimiento.”

El juez Sebastián Casanello es conocido mediáticamente por sobreseer a los imputados allegados al poder y por sepultar causas de corrupción, este juez fue el mismo que sobreseyó a Lázaro de tres causas anteriores por corrupción.

Anuncios

Sin embargo la urgencia y la presión del nuevo gobierno lo obligo a actuar lenta y poco profesionalmente sobre Báez. Aun así este juez se niega a seguir investigado a los líderes de Báez, que fueron y son los Kirchner. La estrategia de Cristina es desligarse mediáticamente de Báez, y por lo bajo apretarlo para que no hable. Pero los hijos de Lázaro viendo que la pena mayor caerá sobre su padre, quien fue un mero testaferro, confirmaron tener pruebas para involucrar y culpabilizar a la ex-presidenta.

Sebastián Casanello se niega a aceptar la culpabilidad de Cristina Kirchner, y su recusación, porque de otro modo tendría que reconocer que es un juez corrupto, lo cual incurriría en su investigación, y su relación con la corrupción, investigar la cúpula del poder, involucra también el sistema de encubrimiento del que él fue, y es parte.

Es necesario exigir a la justicia, que un juez imparcial, tome medidas sobre la causa, y dicte una sentencia verídica, y con la investigación pertinente, imputar a Cristina Fernández Kirchner, quien durante los últimos doce años, solo uso su puesto presidencial para robar los fondos del estado.

Anuncios

#Corrupción en Argentina #Cristina Fernández de Kirchner