Julieta tiene final triste, ¿final triste? Es una película dulce de melancolía que desde el inicio de la historia se dirige sin dejar de lado hechos y acciones que se sumerge en unos adjetivos así: pasionaria, romántica, absurda, perenne, libertina y que no deja de contar algo maravilloso. 

Muchas son las fases que la historia va narrando y en que el espectador va sumergiendo hasta que siendo así una continuidad que, a lo largo y ancho de "más de algunos años" de historia es, cuando la increíble trama da uno o dos o más giros en torno a Julieta que es la protagonista, la que sin querer se vive a si misma dentro de una vida amorosa y trágica a la vez además de seductora.

Anuncios
Anuncios

De a ratos la atmósfera se vuelve suspense, el amargor del planeta Almodovar continúa así, su crisis asexuada de toda limitación y que desde sus primeros filmes (pasos) como la piel que habito o todo sobre mi madre, va(n) que por no venirse en las úlceras de un amor, se le mete al espectador en el pantalón y así aúlla a una luna de cristal que puede romperse con una distinción de aquellas como el Oscar.

Se entiende, Almodovar no va en busca del Oscar, o no aún pues prefiere un público más culto, más enajenado por la sociedad pero al mismo tiempo más paciente y reencarnado. Absolutamente, sin ansias de saber el final ni como continúa la película. En pocas palabras, el film entero es como una barca que se deja llevar por la corriente de un río hermoso y lleno de vida y que por el frente anda con paisajes naturales y poco vírgenes al mismo tiempo.

Anuncios

Como todo. Es fácil escribir sobre esto, aún, pero narrarlo (matarlo) ya es otra cosa.

Sumase la pantomima de este director (escritor) que es traslúcida con aquellos, los personajes, tanto así hasta que dejan ver su aspecto, su lado más humano y el mismo drama inunda el film hasta el último cuadro de la última escena de la entera filmación, aún sin perpetrar en lo onírico contando con tanto y se basa en la historia de un amor sin frontera, que continúa desde el principio hasta el final desarrollando la epopeya de los personajes cálidos que salen de una vida de Revista traída al mundo por la actriz principal del texto.Con Emma Suarez y Almodovar vivo siempre, felicitado desde Buenos Aires. #España