Desde hace algunos años ya, los youtubers se convirtieron en las nuevas celebridades de las redes sociales, pero en realidad solo logran engañar a gente incauta.

#youtube es una plataforma de video lanzada en el año 2005, y sigue siendo hasta el momento la plataforma más conocida alrededor del mundo en especial después de ser adquirida por la multiempresa Google. A partir del año 2011 la plataforma lanzó su programa de monetización lo que permite a usuarios independientes recibir ingresos por sus reproducciones, y desde entonces el fenómeno Youtuber comenzó.

Pero exactamente que se define como Youtuber ?, popularmente se los conoce como personas con reconocimiento por cierto público generalmente juvenil y por encabezar los rankings de reproducciones de la plataforma.

Existen todo tipo de #youtubers, desde gente que hace vídeos sin ningún sentido y no tiene reproducciones, hasta profesores de todo tipo de materias y campos, con paneles explicativos de todo tipo de temas y categorías, hasta personas haciendo tonterías que generan videos virales con millones de reproducciones instantáneas. Sin embargo durante la última década más o menos los nombres más famosos son los mismos.

El pequeño grupo selecto de Youtubers estrella, en el mundo tanto como en Argentina, son un tipo específico de protagonista de videos que se autodenominan “creadores de contenido” aunque en realidad lo que hacen subir videos haciendo tonterías o cosas irrelevante a las que solo jovenes muy inocentes pueden encandilar, por eso en general los fans de Youtubers son gente bastante tonta que busca identificarse con otra persona exactamente igual que simplemente sube videos a la plataforma, pero sin talento alguno.

Aunque es cierto que muchos Youtubers talentos si aportan contenido y mensajes concretos a la plataforma, los más famosos irónicamente no coinciden con esta descripción.En los últimos tiempos, los youtubers tomaron medidas más drásticas para conseguir más visitas, así como simular terrorismo, hacer bromas pesadas a vagabundos, así como fingir secuestros y hasta la propia muerte. Lo que demuestra que este tipo de pseudo celebridades de las redes sociales no son conscientes del poder que tienen para influir en gente suceptible a sus boberias filmadas.

Quizás en estos momentos los Youtubers pasan por una década de oro ,pero se espera que en los próximos años desaparezcan estas personas que solo atraen ingenuos con sus videos y ganan dinero a costa de ellos.