La criminalidad no para de crecer en #Argentina.Varios gobiernos han intentado disminuir la #Inseguridad pero ninguno lo logró. Es entonces cuando se leen estudios internacionales que afirman que legalizar el aborto disminuye la delincuencia. Las estadísticas dicen que los países que permiten la interrupción voluntaria del embarazo tienen menos delincuentes que los países que la prohíben. En nuestro país existen los abortos clandestinos, que se hacen 'a escondidas' de la ley. Sólo las mujeres adineradas pueden pagarlo. Las mujeres pobres no abortan o lo hacen en condiciones miserables, lo cual reproduce la pobreza.

Origen

Hay un libro escrito por Steven Levitt, titulado 'Freakonomics', el cual es un trabajo genial, temerario y brillante acerca de la economía.

Anuncios
Anuncios

En el cuarto capítulo aborda cómo el aborto legal disminuye el índice de criminalidad de un país. Esa práctica está permitida en Estados Unidos desde 1973. A partir de 1990, la delincuencia bajó un 44% entre los norteamericanos, una cifra astronómica. Los especialistas explican que muchas mujeres abortaron en los '70' porque ya estaba permitido. Por ende, se evitaron los nacimientos de posibles criminales. De esa manera, tampoco nacieron niñas que repitieran el triste destino de sus madres.

Objeciones

Muchos opinan que estas teorías dan por hecho que una persona pobre inevitablemente será criminal, cuando eso es mentira. Los especialistas tienen una respuesta para ese cuestionamiento: 'No todos los pobres son delincuentes, pero todos los delincuentes son de origen pobre'. Quienes no están de acuerdo con la interrupción voluntaria del embarazo creen que la educación eliminará la delincuencia de nuestra sociedad.

Anuncios

La verdad es que algunas escuelas se esfuerzan por retener a sus alumnos, pero igual se escapan y se vuelcan al delito. Hasta ahora la educación no funcionó en Argentina para evitar la delincuencia.

La desocupación y los salarios bajos también son un contexto propicio para la criminalidad. Por supuesto que no todas las personas desocupadas o con bajos sueldos salen a delinquir, pero sí existe un marco que empuja hacia la ilegalidad. Lo más grave que ocurre en Argentina es que ni siquiera se inició un debate verdadero sobre el aborto, donde tenga a las mujeres como protagonistas. Ha habido una infinidad de protestas por los derechos femeninos, pero el tema nunca se trató seriamente. #Salud