Dos agentes de la policía fueron asesinados cuando se encontraban dentro del patrullero, en la ciudad de Brooklyn. Según informaron los medios de comunicación, el agresor luego de cometer el homicidio habría decidido terminar con su propia vida en una estación de metro. El hecho se produjo el día sábado en el barrio de Bedford Stuyvesant pasadas las 14.30, el vocero que confirmó la hora no quiso confirmar la muerte de los policías, pero se pudo saber por Twitter ya que compañeros de los fallecidos oraron por ellos a través de la red social minutos después del hecho. "Nuestras plegarias están con nuestros compañeros ejecutados en el ejercicio de sus funciones", escribió el inspectos Muchael Deedo perteneciente a la comisaría número 66 de Brooklyn.

Anuncios
Anuncios

Aunque fuentes de la policía aseguraron que el agresor terminó con su vida, Daily News ha citado a un testigo que aseguró que la policía fue quien terminó con la vida del asesino. El nombre del hombre era Isamaaiyl Brinsley y tenía 28 años, se cree que formaba parte de una pandilla en Baltimore y previamente había mostrado su voluntad de asesinar a los policías. Hacía alrededor de tres años que no se llevaba a cabo la muerte de un policía en servicio en la ciudad de Nueva York, el dramático suceso dejó perplejos a los ciudadanos. El hombre habría actuado como venganza luego de que dos negros fueran asesinados por un policía blanco hace unos días.

Wenjian Liu, de 32 años, y Rafael Ramos, de 40 años, fueron los dos policías que perdieron su vida en el hecho producido el día sábado, fueron asesinados a sangre fría al ser disparados en su cabeza.

Anuncios

Al ser un asesinato imprevisto, ninguno de los dos agentes tuvo tiempo para sacar sus armas ni defenderse ya que prácticamente no vieron al agresor, explicó el jefe de la Policía a la prensa. El presidente de los Estados Unidos, Barack Obama se encontraba pasando sus vacaciones en Hawai cuando sucedió la tragedia y apenas se enteró del hecho se comunicó con el jefe de policías de Nueva York para brindar sus condolencias a ambas familias.