Milagros, una bebé de un año y once meses fue asesinada, torturada y violada por su padrastro, un hombre de nacionalidad paraguaya de 25 años llamado Luis Carlos Alonzo, que quedó detenido cuando intentaba fugarse.

La madre de la niña, de nombre Celina Benítez de 22 años de edad llevó de urgencia a la pequeña al Hospital Hugo Meisner, de la localidad de Derqui, partido de Pilar porque la notó “en mal estado”. Allí, los médicos que atendieron a la bebé constataron que había sufrido una brutal golpiza, había sido quemada con cigarrillos, tenía rastros de mordidas, quemaduras y lesiones compatibles con una violación. Tras revisarla radicaron la denuncia correspondiente quedando la madre bajo investigación.

Anuncios
Anuncios

Benítez dijo que vive en un asentamiento en Villa Astolfi en el partido de Pilar y que partió a trabajar en tareas domésticas por la mañana dejando la beba al cuidado de su pareja con la que convivía desde hacía un año aproximadamente. Fuentes policiales confiaron a los medios que al regresar de su trabajo, notó a Milagros “muy fría”, y al no sentir que respirara cuando la abrigó tomó la beba, paró un auto y fue al Hospital.

Investigadores de la policía a cargo del caso mencionaron que “la niña tenía quemaduras de cigarrillo, y en el abdomen una marca como si hubiese sido quemada con un tenedor. También notaron que en las nalgas tenía quemaduras como si la hubiesen apoyado sobre algo muy caliente”.

La policía le pidió a la madre de la niña diese una descripción de su pareja y fueron a buscarlo al domicilio de ambos, pero no pudieron encontrarlo allí.

Anuncios

El comisario Mayor Darío Lutte, de la Jefatura Departamental, informó a los medios que se dio un alerta y todos los móviles procedieron a tratar de capturar al sujeto que fue encontrado en una parada de colectivos en Villa Astolfi, con un bolso con ropa y tres tarjetas SUBE, informaron.

La Fiscal Carballido a cargo de la causa había emitido la orden de detención de Alonzo y analiza actualmente la situación procesal de la madre de acuerdo a las pruebas y testimonios que fue requiriendo, puede quedar imputada, ser testigo o se determinará si fue otra víctima de este sujeto. Por lo pronto Benítez se declaró inocente. #Niños #Violencia de género