María Angelina Baiotti, de 37 años, fue baleada por la espalda el día sábado, aproximadamente cerca de las 21 hs., por su ex pareja José Alejandro Weber de 40 años. La joven mujer se encuentra internada en el Sanatorio Santa Rosa en estado grave. Necesita dadores de sangre grupo 0 positivo y fueron afectados pulmones y riñón.  

Weber en principió huyó, pero luego se entregó y en las primeras declaraciones habría dicho que no era culpable. La casa de Weber fue allanada y no se encontraron vestigios del arma ni de las municiones.

La joven madre de dos hijas resultó herida por la espalda y se encontraba hasta ayer en estado crítico luego de ser sometida a una operación.

Anuncios
Anuncios

El día sábado la víctima caminaba por la calle Moreno, cuando a la altura 200, se baja del auto y recibe un disparo de escopeta que le afectó varios órganos. Después de dispararle Weber se habría montado en su Chevrolet Corsa y emprendido la huida. La policía emprendió el operativo cerrojo pero el agresor se entregó casi inmediatamente.

La ex pareja tenía con la víctima una relación muy conflictiva. María Angelina había sufrido varios años de abuso e incontables situaciones muy angustiantes que la llevaron a tomar la decisión de separarse. La fiscal Martiní ha quedado a cargo de la investigación y en principio confirmó que desde el momento de la separación tenía Weber una orden de restricción sobre María Angelina Baiotti. Otras fuentes aseguran que el agresor era muy violento y por la violencia que ejercía contra su ex pareja habría estado detenido sólo un mes antes.

Anuncios

Baiotti no contaba con el botón antipánico tampoco, de los escasos trescientos que tiene la provincia de La Pampa, ya que desde el área judicial hasta la propia víctima no habrían considerado que era necesario. Ahora se debate por su vida.

Un caso más de desidia, impericia, negligencia e incapacidad del Estado para resolver este grave problema que enfrentamos. A horas de la multitudinaria marcha donde se reclamará se cumpla con la ley contra la #Violencia de género, la violencia contra las mujeres parece no tener fin.  #Argentina