Desde siempre la figura casi mítica del asesino serial, genera fascinación en la sociedad. Los detalles macabros, incluso ilustraciones o fotografías de los homicidios son ávidamente consumidas por muchos. Lo cierto es que quizás eso explique la utilización del rótulo por parte del periodismo con fines puramente comerciales. La realidad es muy diferente. Ya en otro artículo hemos especificado que las características que brinda fundamentalmente el Federal Bureau of Investigation ( FBI ) sobre los puntos que deben coincidir para que el individuo investigado sea considerado tal, no son frecuentes. También hemos explicado que con frecuencia se suele mixturar los serial killers, con asesinos en masa, con asesinos múltiples.

Anuncios
Anuncios

 

En el caso que estos días se dio a conocer sobre el empleado de una carnicería que habría cometido dos homicidios, mucho se ha dicho al respecto. José Di Pietro y Sebastián Acosta sumado a una posible tercer víctima quienes fueran posiblemente asfixiados  por este personaje, fisicoculturista y "taxiboy" según los medios,  encumbraron a Carlos Autalán alias "Charly", en esa categoría. De más está decir que habría que tener acceso al expediente y los avances de la investigación como a los informes médicos del individuo para al menos, acercarnos a una aproximación al respecto. Pero a priori quedaría descartado por tres fundamentales razones. La principal es el móvil. Este nefasto personaje habría cometido los homicidios por una motivación puramente comercial. De hecho, la víctima que logra sobrevivir, narra que "Charly" enfureció cuando se negó a pagarle.

Anuncios

En el caso del homicida serial, mata motivado por una compulsión, por el acto de matar en sí mismo, que a su vez puede tener muchos disparadores, pero el económico no es uno. La continuidad en el tiempo es otro factor, sin olvidar enraizarlo con el anterior, esa continuidad está dada con homicidios separados por períodos de tiempo considerables. Y la organización o no, pero si la metodología para cometer el crimen es un factor a contemplar. Esta organización va a encuadrar la preparación para el acto de matar en sí mismo, no en ofrecer un servicio con ánimo de lucro y ante la frustración robar y matar. Lamentablemente tenemos muchos homicidas en ocasión de robo que reinciden una y otra vez en ese delito diezmando familias argentinas. Aberrante, pero eso no los convierte en un personaje que Hollywood podría emular.http://ar.blastingnews.com/ciencia/2015/04/la-crueldad-animal-y-su-relacion-con-la-violencia-social-00350657.html #Estudios #Homicidio