Karina Nazábal es diputada por Frente para la Victoria ( FpV) del ala kirchnerista, y es la impulsora de un proyecto que ha sido aprobado en la cámara baja y que ahora ha pasado al senado bonaerense donde espera su aprobación. La Ley aspira conseguir que al menos el 1% de los funcionarios de la provincia de Buenos Aires pertenezcan al colectivo transexual.

Según la propia diputada, hasta el día de hoy surgen dificultades en el ámbito laboral que impiden la normal inserción al mercado laboral de personas transexuales, por que hay que seguir despertando en la sociedad que estas personas deben ser aceptadas en igualdad de oportunidades, por una conciencia ciudadana que acepte que son eso: personas, ni más ni menos.

Anuncios
Anuncios

Bajo el gobierno de Cristina Fernández de Kichner se han aprobado en los últimos años la ley de matrimonio entre persona del mismo sexo y la de identidad de género, la cual permite que sea el propio ciudadano quien determine qué género desea que conste en su documento de identidad, sea hombre o mujer.

Según declaraciones vertidas por la propia legisladora, el rechazo a emplear personas transexuales provoca que muchas personas de este colectivo acaben prostituyéndose para poder vivir; pero desde los partidos de oposición esto es inviable por que aún no se cumplen las leyes anteriores que se cambiaron el año 2007, en relación a los discapacitados.

Sergio Massa, del Frente Renovador, se queja de la iniciativa del cupo en el empleo público, ya que se ha aumentado un 20% el personal de la provincia de Buenos Aires y el gobierno está lejos de cumplir con el cupo dispuesto en la ley en relación a la gente con discapacidad, reclamando que primero se cumpla la lay anterior, se llenen los cupos correspondiente y luego se de paso a redactar una nueva reforma.

Anuncios

Pero la capital #Argentina no es la única que promueve este tipo de iniciativa. También la impulsan en Rosario y en Córdoba, en este caso con el apoyo de más grupos políticos vinculados al gobierno y por supuesto, con detractores de partidos de la oposición. Pero las propuestas en defensa del colectivo son más ambiciosas.

En el seno mismo de Buenos Aires, en Capital Federal, se propone una subvención para los transexuales mayores de 40 años, pues es un sector de la población ha sido objeto de discriminación social extrema; se ha discutido mucho acerca de los subsidios y de la necesidad de que el colectivo homosexual sea tratado con igualdad de oportunidades en el mercado laboral, algo que no sucede en la Argentina actual.

De las numerosas propuestas que se han presentado en la última legislatura, en materia de igualdad de oportunidades en el mundo laboral, prácticamente todas han sido por parte de diputados pertenecientes al colectivo homosexual.