Corea del Norte afirma que puede comprobar que no está detrás del ataque masivo que sufrió Sony Pictures, luego de que este ciberataque dio lugar a muchas fugas de correos electrónicos, amenazas a todas las salas de cine que pretendían proyectar la película La Entrevista pero que se vieron en la obligación de cancelar el estreno. El país también ha dicho que propone una investigación conjunta con los Estados Unidos para averiguar quién hizo el ataque y si Estados Unidos no está de acuerdo, Corea del Norte advierte que puede haber graves consecuencias, así informó la prensa del estado.

Este anuncio se produce como respuesta a las declaraciones de la Agencia Federal de Investigaciones (FBI, por sus siglas en inglés), quienes aseguran que tienen suficiente información para llegar a la conclusión de que el Gobierno de Corea del Norte es el gran responsable de estas acciones.

Anuncios
Anuncios

La Oficina de Investigación manifiesta que sus conclusiones son el resultado de una investigación que involucra a varios departamentos y agencias, y se basan en el análisis técnico del Malware utilizado en el ataque. El FBI garantiza que el software malicioso reveló enlaces a otros tipos de malware utilizados previamente por desarrolladores norcoreanos.

Además, también afirman que se dieron cuenta de la coincidencias significativas entre la infraestructura utilizada en este ataque y otra actividad cibernética maliciosa que el gobierno de los Estado Unidos ya previamente ha vinculado directamente a Corea del Norte. Como ejemplo, el FBI citó varias direcciones de IP con infraestructura conocida de Corea del Norte, se comunicó con direcciones de IP codificadas en el malware que se desató sobre los sistemas de Sony Pictures, lo que ocasionó la eliminación de datos, computadoras inoperables y la filtración de todo tipo de información sensible.

Anuncios

La Oficina de Investigación Federal también dijo que estas herramientas utilizadas en el ataque son similares a las de un ataque producido por Corea del Norte contra los Bancos y medios de Comunicación de Surcoreanos, esto sucedió en 2013 pasado a principios de año. El FBI dijo que están profundamente preocupados por la naturaleza destructiva de este ataque a una compañía del sector privado y a los ciudadanos que trabajan allí, el FBI en un comunicado informó además que el ataque de Corea del Norte a Sony Pictures reafirma que las ciberamenazas suponen uno de los peligros más graves de seguridad nacional para los Estados Unidos.

Aunque el FBI ha visto una gran variedad y número de intrusiones crecientes en el ámbito cibernético, afirman que la naturaleza destructiva de este ataque tiene unas características muy específicas y diferenciales que lo distinguen del resto. Las acciones de Corea del Norte tenían la intención de causar un daño importante en un negocio privado de los Estados Unidos y suprimir el derecho de los ciudadanos para expresarse.

Anuncios

Estos actos de intimidación están fuera de los límites de la conducta aceptable del estado, por lo cual Obama dijo en la conferencia de prensa que no había ningún indicio que apunten a cualquier otro país trabajando en conjunto con Corea del Norte en este ciberataque y finalizó diciendo que iban a responder. #Internet