En una #Entrevista que le realizó Deadline, George Clooney compartió sus sentimientos y dio su opinión sobre el hackeo a Sony y la posterior decisión de la compañía por cancelar la pelicula La Entrevista, también reveló que él hizo circular una petición para que otros amigos y compañeros de Hollywood apoyan a los estudios Sony Pictures.

Clooney informó que la petición que hizo le fue enviada básicamente a todos los jefes de cada lugar, y agregó que nadie firmó la misma. Esta misma carta de rigor se encuentra disponible en Deadline, donde afirma que "esto no es solo un ataque a los estudios de Sony Pictures, se trata de todos los estudios, todas las redes, cada empresa y cada individuo de este país.

Anuncios
Anuncios

Es por ello que apoyamos plenamente la decisión de Sony de no someterse a las demandas de estos hackers. Sabemos que si cedemos ahora a estos criminales se estará abriendo una puerta para que cualquier grupo que atentan contra la libertad de expresión, la privacidad y la libertad personal se crean que pueden tener poder. Esperamos que estos hackers sean llevados ante la justicia y hasta que esto suceda seguiremos juntos no nos quedaremos con miedo. En esta entrevista, Clooney argumentó: "tenemos una responsabilidad para hacerle frente a esto", y agregó que esto no es solo un inconveniente de Sony, sino que "esto nos influye a todos, incluyendo a todos mis amigos de la prensa que tienen la responsabilidad de estar preguntando qué era lo importante? ¿Cuál fue la historia importante que había que cubrir?".

Anuncios

"La piratería es terrible debido al daño que le hicieron a toda esa gente. Sus registros médicos, que es una cosa horrible, sus números de la seguridad social y luego amenazan con realizar atentados contra la gente en los cines y solo por esas amenazas cambiamos nuestras formas de vivir, eso es la propia definición de terrorismo".

Por otro lado, el CEO de Sony Pictures, Michael Lynton, defendió la decisión de su compañía al cancelar el lanzamiento de la película, incluso cuando la compañía se negó a lanzarla en otros formatos. Lynton afirma que la determinación está basada en que las salas de #Cine no quieren mostrar la película después del hackeo que le sucedió a Sony y sobre todo porque el gobierno cree que los hackers están vinculados con Corea del Norte, los atacantes amenazaron con realizar un atentado al estilo del 11/9, justo momentos antes el presidente Barack Obama consideró que había sido un error que Sony cancela la presentación de la película.