La política en #España ha cambiado mucho de nombres en los dos últimos años, quizás el Partido Popular que en la actualidad ostenta el poder haya sido el que menos porcentaje de cambios ha realizado pero tanto el PSOE como IU han reaccionado ante el huracán de los dos nuevos partidos, primero Podemos que entró por la puerta grande en las elecciones al parlamento europeo y dando la sorpresa movió los cimientos de la izquierda española. El último en llegar ha sido Ciudadanos que de una manera más pausada ha ido ganando enteros.

Muchos votantes consideran que estos dos candidatos, tanto por su juventud como por su preparación están entre la élite de la clase política española.

Anuncios
Anuncios

Lo interesante es ver como en un cara a cara de verdad -no como el infructuoso que se produjo en el canal "Cuatro"-, dos excelentes oradores podrán expresar lo que tienen que ofrecer a sus votantes y confrontar opiniones uno contra otro.

La noticia del debate que tendrán en "La Sexta" se produce pocos días después de las declaraciones en las que el líder de Podemos expresaba su preferencia por debatir con Pedro Sanchez -líder del PSOE-, la táctica para haber cambiado ahora y tanto esto como sus declaraciones en los últimos días auguran un paso hacia adelante de la formación morada. El líder de Ciudadanos ha estado siempre dispuesto a debatir con un Pablo Iglesias que no ha tenido problemas en alabar la categoría política del catalán. Ahora podremos ver a ambos intentando convencer al televidente de sus fortalezas para ser el candidato a presidir el #Gobierno de España.

Anuncios

Tendremos pues la suerte de ver un cara a cara que promete ser de gran altura política y que puede ayudar a decidir o ir formando una posición cara al voto de muchos votantes indecisos. Los líderes de ambos partidos han expresado que serían más partidarios de hacer un debate a cuatro que integrara a PSOE y PP pero si la política es un juego de tácticas, está claro que los dos partidos mayoritarios tienen claro que en ese terreno tienen más para perder que ganar.