Hugo Moyano, el secretario general de la CGT Azopardo, realizó un balance del paro nacional en una conferencia de prensa que brindó junto a los principales líderes del sindicalismo opositor, como Pablo Micheli, de la CTA Autónoma, Luis Barrionuevo, de la CGT Azul y Blanca, y Julio Piumato, titular de la Unión de Empleados de la Justicia de la Nación (UEJN). Mientras promediaba la jornada, el líder camionero afirmó que la medida tuvo una adhesión "muy importante" y advirtió: "Cuando le pongan techo a la inflación, le pondremos techo a las paritarias".

Además de criticar el techo del aumento de paritarias del 27% establecido por el Gobierno nacional, y que fue uno de los motivos por los cuales la cúpula sindical opositora y el sindicalismo combativo llamaron a realizar el #Paro, Moyano denunció que el #Trabajo infantil "no está controlado".

Anuncios
Anuncios

También, el sindicalista dijo que cada vez hay más precariedad laboral, que fue otra de las causas que iniciaron la medida, y remarcó: "El Ministerio de Trabajo es el que más precariedad laboral tiene".

Para el líder de la CGT Azopardo, la jornada "va a quedar en la historia de la lucha de nuestro país" y el paro tuvo una adhesión "muy importante" porque los trabajadores están disconformes con las políticas del Gobierno.

Por su parte, Pablo Micheli, de la CTA Autónoma, rechazó las declaraciones que hizo la Presidenta Cristina Fernández de Kirchner en la FAO, donde dijo que la pobreza en #Argentina está por debajo del 5%  y explicó: "Hay 22 mil chicos desnutridos en Tucumán, ya no es una broma que (Axel) Kicillof no ve a los pobres, la Presidenta tampoco los ve". También denunció que los 11 millones y medio de trabajadores que ganan menos de 5.500 pesos y que están por debajo de la canasta de pobreza que es de 6.000 pesos "son trabajadores pobres".

Anuncios

Por último, el dirigente de la CTA aclaró que llamaron al paro porque los trabajadores piden que el gobierno se siente a discutir con los que opinan distinto, y amenazó con nuevas medidas de fuerza si el Poder Ejecutivo "no convoca al diálogo a los gremios opositores".