Minutos antes de las 17:00, horario que se acordó concentrar en todas las provincias del país, la plaza Independencia ya se percibía colmada de gente. Hombres y Mujeres, niñas y niños, agrupaciones sociales, estudiantiles, y políticas se hicieron presentes.

Bajo el lema #NiUnaMenos, familiares de víctimas de femicidio, víctimas y familiares de víctimas de #Violencia de género, ofrecieron testimonio sobre cada caso particular, exigieron justicia a todas las autoridades y reclamaron por los casos que aún se hallan impunes.

Alberto Lebbos, padre de Paulina, joven estudiante asesinada hace ya 9 años, reclamó una vez más por justicia y verdad.

Anuncios
Anuncios

En este marco sostuvo en declaraciones exclusivas que "Este es el camino. La lucha para reivindicar los derechos de todas las mujeres que están siendo brutalmente violentadas por parte de un sistema perverso dominado por un patriarcado que en Tucumán se manifiesta en la figura del clan Alperovich, ellos son los responsables de tanta violencia". También participaron de la marcha la madre de Fernanda Chaila, quien aseguró que consiguió "justicia a medias" ya que Lucas González, el asesino de su hija, quien fue condenado a 15 años de prisión en mayo de 2009, podría acceder a los beneficios de reducción de pena y libertad condicional.

Con sus declaraciones también dijeron presenten los familiares de Leydi Meneses y de otras víctimas de casos recientes. Otra de las voces representativas en la marcha fue la de la Decana de la Facultad de Derecho de la Universidad Nacional de Tucumán, quien se mostró profundamente emocionada durante la movilización.

Anuncios

Además, aseguró que se transitan tiempos que van a marcar la historia de la sociedad en cuanto a derechos de las mujeres, y se comprometió públicamente a colaborar desde su lugar en esta causa. Dijo que "Ya no se pueden recibir abogados, ni abogadas que no hayan estudiado el derecho sin una perspectiva de género", y reiteró, "Pueden contar conmigo".

En la marcha se reiteró una y otra vez la necesidad que tienen las provincias de disponer de un presupuesto que garantice la correcta aplicación de la Ley de Protección Integral de Mujeres, número 26.485 sancionada en 2009.

Entre la diversidad de manifestantes que se encontraron frente a la casa de gobierno, estuvieron agrupaciones del interior de la provincia, miembros de la CEPA (Corriente Estudiantil Popular Antiimperialista), de la CCC (Corriente Clasista Combativa), del PTS, Pan y Rosas, Proyecto K, además de una innumerable cantidad de autoconvocados.

Esta pluralidad de voces representadas en la plaza generaron algunas incomodidades por lo que un grupo decidió retirarse a penas 20 minutos después de comenzada la manifestación.

Anuncios

Uno de ellos, que prefirió no dar su nombre argumentó que "levantar banderas políticas no era el objetivo de la marcha, y que ellos venían a presenciar un acto a favor de la vida de todas las mujeres.

Ni Una Menos también hace referencia a aquellas niñas por nacer y que no nacen. Estamos a favor de la justicia, de la vida y en contra de la impunidad y la muerte". Al respecto, Lebbos mencionó que "eso es intolerancia, no quieren escuchar ni aceptan opiniones contrarias", además agregó que "Es importante un llamado a la unidad, ya que la intolerancia en la causante de los grandes problemas históricos de la humanidad".

La manifestación duró un poco más de dos horas. Luego la gente comenzó a dispersarse en un clima cargado de emociones. En todo el país se alzaron muchas voces ¿Se habrán oído? #Argentina #Derechos Humanos