Más de un kirchnerista se quedó con un gusto amargo en la boca luego que se diera a conocer la decisión de la presidenta de apoyar a Daniel Scioli como candidato presidencial por el Frente Para la Victoria y le pidiera a Randazzo que abandonara la precandidatura y se postulara como gobernador de la provincia de Buenos Aires. Recordemos que el actual ministro -al igual que muchos otros del partido-, se expresó bastante en contra del actual gobernador en reiteradas oportunidades y el mismo viernes le escribió una carta abierta a la presidenta diciéndole que aceptaba sus designios pero que él no participaría en el próximo gobierno.

 Anoche por la TV Pública el programa de debates 678 -amado por muchos y odiado por otros-, tuvo como invitado a nada más y nada menos que al candidato presidencial del FPV, Daniel Scioli.

Anuncios
Anuncios

Los panelistas no se abstuvieron de preguntarle nada y más de uno le expresó su inconformidad y desconfianza en la cara, sin pelos en la lengua ya que más de una vez habían emitido hasta informes enteros en su contra. Los puntos más controversiales parecen ser su afinidad con el grupo monopólico y abiertamente opositor CLARÍN y el hecho de que se lo hubiera vinculado ideológicamente a los denominados "Fondos Buitres" más de una vez.

El programa, aunque no fue lo más visto del horario llegó a tener picos de rating bastante elevados. Pero ¿cuál fue la reacción de la gente? Aunque aparentemente la trasmisión no fue en vivo, sino que el programa estaba pregrabado -por cuestiones de agenda del gobernador-, en Twitter el hashtag #ScioliEn678 fue TT aún antes de que hubiera comenzado la trasmisión y llegó hasta a ser TT Mundial, lo que significa que fue uno de los temas más comentados en Twitter en todo el mundo.

Anuncios

¿Qué expresaron los televidentes en la red social del pajarito azul? Algunos a favor, otros en contra, algunos graciosos. Todo muy variado, como la opinión de la gente respecto al tema. En esa variedad se percibe el disenso junto al consenso; un logro de la democracia.  #Argentina #Televisión #Elecciones 2015