Pese a la ajustada victoria de Daniel Scioli sobre Mauricio Macri y, gane quien gane el próximo 22 de noviembre, el oficialismo será la primera fuerza mayoritaria en la Cámara de Diputados de la Nación a partir del 10 de diciembre. El FPV se instala en 114 de las 257 bancas del cuerpo; el Pro y los radicales tienen que decidir quién ocupará el segundo lugar.

Cambiemos ahora debe resolver como distribuirá sus escaños, es decir, si se mantendrá o no la alianza que han conformado el PRO y los radicales, luego de lograr 43 lugares cada uno. Presidente de la Cámara. El oficialismo sumó 114 legisladores, 97 propios y 17 de partidos que se le unieron; entonces, al constituirse en mayoría será quien elegirá al presidente del recinto.

Anuncios
Anuncios

El Frente Renovador agenció a su favor 27 diputados; el peronismo opositor 13; la Coalición Cívica 7; Progresistas 6; la Izquierda 4 y Proyecto Sur 1. Cambiemos ocupa el segundo lugar con 26 escaños, que se agregan a los 17 que conservarán su mandato hasta 2017, totalizará 43, por lo cual superó al massismo, aunque sus respectivos candidatos tendrán que enfrentarse para ser el segundo espacio.

La Unión Cívica Radical se jugó en las elecciones 12 bancas y conquistó 19 a raíz de integrar Cambiemos; las nuevas bancas se agregan a las 24 que ya dispone actualmente; por lo tanto, llega a 43. Massismo. Se posicionó en el tercer puesto, obtuvo cinco legisladores más que en el acto eleccionario anterior; de 8 diputados expuso a elección a 19 y consiguió 16.

El peronismo opositor. Sin formar un interbloque, los referentes de José Manuel de la Sota (Córdoba), Adolfo Rodriguez Saa (San Luis) y Mario Das Neves (Chubut) de 10 pasaron a 13 diputados.

Anuncios

Cada uno de estos espacios ocuparía una banca. Coalición Cívica, liderada por Elisa Carrio, si bien no expuso a elección a ninguna de sus seis bancas, agregó un legislador por Córdoba, gracias a su participación en Cambiemos.

Progresistas. Margarita Stolbizer fue una de las más grandes perdedoras; inesperadamente quedó detrás de la fórmula de Nicolás del Caño. Perdió siete escaños, de las 13 bancas que ya tenía, entraron en elecciones 9 y solamente conquistó dos; de esta manera, su bloque se compondría de seis diputados.

La Izquierda encabezada por del Caño, sin bancas expuestas en la coyuntura eleccionaria, alcanzó una en la provincia de Buenos Aires; su interbloque tendrá cuatro miembros. La restante banca, que consuma los 257 diputados de la Cámara, es de Proyecto Sur conducido oportunamente por Pino Solanas, sigue con mandato vigente hasta diciembre de 2017.

Terminaron descartados, correspondiéndole alejarse del recinto, Unidad Popular, de Claudio Lozano y Víctor De Genaro, (tres bancas en total); el juecismo de Córdoba ( dos legisladores) y el Movimiento Popular Fueguino (una banca). #Elecciones 2015 #FPV