La Corte Suprema de Justicia de la Nación (CSJN), decidió la tarde del día jueves, en forma unánime, retomar la causa del atentado a la embajada de Israel ocurrido en la ciudad de Buenos Aires, el pasado 17 de marzo de 1992.

Con la firma de los jueces Ricardo Lorenzetti, Elena Highton de Nolasco, Carlos Fayt y Juan Carlos Maqueda, el alto tribunal de Justicia de la Nación ordenó el pedido de captura internacional de uno de los integrantes de la agrupación Hezbollah y reiteró la misma petición para un presunto miembro del mismo grupo.

Esta ordenanza, pesa sobre Hussein Mohamad Ibrahim Suleiman, quien pertenece a la agrupación del Jihad Islámico, que es el brazo armado de la organización terrorista Hezbollah libanés y, a la vez, la Corte ratificó el mismo pedido contra el ciudadano colombiano libanés José Salman El Reda Reda, quien también estaría vinculado a la misma agrupación que atento contra sede diplomática israelí.

Anuncios
Anuncios

Ambos están incluidos en el “informe sobre el estado de la causa relacionado a la Embajada de Israel”, que fue dado a conocer el pasado 4 de marzo por el Centro de Información Judicial (CIJ), mediante el cual se realizó este dictamen.

En el documento consta que Ibrahim Suleiman es investigado por la Corte, desde el año 2005, como un “agente operativo” del grupo extremista islámico. Así mismo se menciona, que durante junio del 2001, este fue detenido en el Reino de Jordania; en su confesión, habría declarado que en el “año 1991 realizó un viaje a San Pablo, Brasil, y que a inicios del año 1992, en Foz Iguazú, habría recibido explosivos que luego serían transportados a la #Argentina y utilizados luego para realizar el atentado de aquel 17 de marzo”.

Sobre José Salman El Reda Reda, en el escrito, se notifica que este ya tenía un pedido de captura internacional, que fue ordenado, también, por la Corte en diciembre del 2006.

Anuncios

Junto a Salman, Imad Mughniyah también corrió con la misma suerte, aun que este habría fallecido el 12 de febrero del 2008 en un atentado en Damasco.

Salman, había sido detenido en 1992 y luego procesado por la justicia federal de Rosario por falsificación de dólares, En el informe se hace una vinculación entre esta falsa moneda y financiación de los atentados terroristas.

El atentado a la Embajada israelí dejó como saldo 22 víctimas fatales, a pesar de que se estima que la cifra ascendería a 29. Fue uno de los primeros golpes que recibió la comunidad judía en Buenos Aires. #Gobierno