Esta madrugada, la ley antidespidos, que ya venía aprobada por la cámara de Senadores, fue aprobada con 147 votos a favor, 88 abstenciones y 3 votos en contra. Esta ley establece la prohibición de los despidos por 180 días, en el caso eventual de que se produzca uno, habilita al trabajador a reclamar una doble indemnización. La posición del Gobierno es muy clara:  vetar la ley. Algo que sucederá en las próximas horas.

Tanto el Frente para la Victoria (FpV) como el Frente Renovador (FR), junto con el Frente de Izquierda de  los Trabajadores, Libres del Sur votaron a favor de este proyecto, pero la lectura que nos queda por hacer es: ¿Qué pasa con #Sergio Massa? y  ¿Cómo piensa el Gobierno amortiguar el costo político que puede acarrar el veto a esta norma?.

Anuncios
Anuncios

Lo que quedó claro ayer es que la estrategia del oficialismo había cambiado, y por eso Massa pasó de ser el árbitro, en lo que se refiere al ámbito del Congreso, a ser el perjudicado; el que definió el proyecto fue el Frente Cambiemos, dándole quorúm al proyecto del Senado, para luego abstenerse.

Roces tampoco faltaron, ya que el diputado Massa le recriminó al jefe del inter bloque Cambiemos, Mario Negri, este cambio de actitud. "Te diste vuelta como una media", le dijo. La semana pasada (exactamente el pasado miércoles) el FpV había convocado a una sesión especial y Massa dio la orden de no bajar al recinto, fracasando la sesión. La razón por la cual el FR de Massa no dio quorúm esa vez, fue debido a la promesa que el Gobierno nacional le hizo, que fue tratar y aprobar el proyecto de ley antidespidos que él impulsaba, algo que no pasó, ya que el oficialismo prefirió darle el número para sesionar al FpV y, de esa forma, que se pudiera aprobar el proyecto que venía del Senado.

Anuncios

De esa manera, Macri le quita crédito político a Massa, lo saca por un momento de la escena y sigue polarizando con el FpV, prefiere seguir estar enfrentado con el kirchnerismo más duro, ya que con una ley antidespidos con las modificaciones que proponía el FR, solo le sumaba, por decirlo así, a las aspiraciones políticas que tiene el tigrense para el año 2017, es un hecho que Sergio Massa será candidato a senador en las elecciones del año que viene.

Y en cuanto al segundo interrogante que surge, de qué pasará con el gobierno de Macri, podemos decir, que ganó tiempo, pospuso la sanción de esta ley una semana, y en ese lapso pudo negociar con los gobernadores y  sindicatos, con el fin de que el impacto político del veto sea  menor.

Además, firmó un acuerdo de coparticipación, por el cual la nación va reembolsar a las provincias dinero retenido, con lo que va a calmar los ánimos de los gobernadores que necesitaban dinero en sus arcas provinciales. Ya que los gobernadores estaban más interesados en como recaudar para hacer frente a sus gastos de gestión que al tratamiento de esta ley.

Anuncios

Y en cuanto a los sindicatos, que se mostraron unidas en la movilización del pasado 29 de abril, pero esta unión ya está mostrando algunas fisuras. Tanto la CTA de Yasky como la de Micheli han anunciado paro y movilización en caso de que el presidente vete esta ley, pero desde el seno de las dos CGT, manifiestan que no es momento para tal huelga, sino de dialogo y negociación. #Trabajo #Congreso de la Nación