Este 25 de enero se cumplen 20 años del asesinato al fotógrafo #José Luis Cabezas, quien en 1996 trabajaba para la revista Noticias de Argentina. En aquel entonces, junto al periodista Gabriel Micchi estaba realizando una investigación sobre el empresario Alfredo Yabrán vinculado a hechos de narcotráfico y corrupción durante el gobierno Menemista.

Anuncios

Durante los '90 en Argentina era bastante común escuchar hechos de corrupción, estafas de empresas que privatizaban servicios públicos, coímas en el Senado, lavado de dinero, acusaciones por narcotráfico, asociaciones ilícitas y fuga de capitales, con lo que conllevaría a una época fraudulenta y desequilibrada del país, provocando consecuencias graves en los sectores más vulnerables de la sociedad. Asimismo, quienes se atrevían a denunciar y/o investigar cuestiones delictivas a personas vinculadas al poder político con acusaciones por narco (como fue el caso Yabrán), eran asesinadas por grupos de inteligencia o civiles de la policía federal.

El pasado 17, el periodista Gabriel Micchi fue entrevistado por Radio Mitre en el programa nocturno de “Pensándolo bien”. Allí relató los hechos acaecidos el día que asesinaron a Cabezas, y comentó cual fue la finalidad de publicar su nuevo libro “Cabezas, un periodista, un crimen, un país”. La entrevista duró 40 minutos, en la cual explicó como había sido la estrategia de trabajo aplicada a la investigación de Yabrán. Incluso, se notó en la voz quebrada de Micchi la angustia provocada al recordar cada detalle de aquella noche en la que su compañero Cabezas fue asesinado posterior a la fiesta del empresario Andreani. El periodista afirmó que mientras estuvo en la fiesta del director del correo postal, nunca tuvo sospechas de que algo malo pudiera sucederle tanto a él como a José Luis. En ese sentido, recuerda que hubo indicios de mensajes mafiosos los días previos al #Homicidio, por ejemplo: cuando le pincharon las cubiertas del auto a Cabezas en un estacionamiento de la playa en Pinamar. No obstante, Micchi afirmó que a pesar de esas conjeturas nunca imagino ni la muerte de su compañero de trabajo, ni las consecuencias de aquellas fotos capturadas in fragantti al empresario Yabrán.

“Siempre me acuerdo del día que fui a la comisaria a preguntarle al comisario Alberto Pedro Gómez- alias 'La liebre'- sobre el paradero de Jose Luis Cabezas, quien me dijo: 'Te tengo una mala noticia', ni bien me llevo a la cava (lugar donde fue baleado e incinerado el fotografo Cabezas), no podía creer lo que estaba viendo, me negaba a pensar que fuera Jose Luis la persona fallecida dentro del auto”, aseveró Micchi.

Asimismo, el nuevo libro publicado por el periodista Micchi contiene mayor información sobre la etapa previa y posterior al homicidio de Cabezas. También como nota de color, ha entrevistado a los hijos del fotógrafo fallecido entre ellos cuenta la anécdota de Candela (la hija menor de Cabezas). "En el colegio cada vez que le preguntaban a Candela como se llamaba ella respondía: - 'Me llamo Candela Cabezas Presente"- según MIcchi, esta manera de expresarse de la que fue una niña hace algunos años, se debía a la cantidad de veces que escuchó en los distintos ámbitos (casa, colegio, calle) las palabras "Cabezas, presente", por lo que ella misma asumía esa frase completa como apellido propio".

Sin embargo, pese a que los culpables del homicidio de José Cabezas están libres y sin condena, es el pueblo argentino quien debe velar por los derechos y pedir justicia inmediata. #Aniversario