El próximo 31, la Organización Mundial de la Salud (OMS) celebra el día mundial sin tabaco, destacando los riesgos del consumo y las políticas públicas para reducir el mismo. En este 2015 alientan a los países a poner fin al comercio ilícito de los productos del tabaco, que a nivel mundial se manifiesta en la #Salud, derecho, economía, gobiernos y corrupción.

El comercio ilícito alcanza gran magnitud, no solo en países de altos ingresos, sino que se desarrolla en la mayoría, por ejemplo a la Unión Europea y sus Estados Miembros, le cuesta más de 10.000 millones de euros cada año en concepto de impuestos e ingresos aduaneros no percibidos. En respuesta a esta amenaza, la comunidad internacional adoptó el Protocolo para la eliminación del comercio ilegal de estos productos, dentro del Convenio Marco de la OMS para el Control del Tabaco.

Anuncios
Anuncios

Objetivos de la campaña 2015

  • Sensibilizar acerca del daño que causa el tráfico ilegal del tabaco, a la salud de la población en especial a jóvenes y grupos de bajos recursos, dado el bajo costo del mismo.
  • Mostrar los beneficios de los programas de atención de la salud y de control del tabaco, como aumentar los precios, incluir advertencias, etc.
  • Ilustrar como interviene el comercio ilícito, aumentando la corrupción y la delincuencia en los países.
  • Dar a conocer como estos grupos criminales se enriquecen con el tráfico de tabaco y financian así el de drogas, armas, personas, etc; y debilitan a un país en el tema inseguridad y recaudación de impuestos que deberían ir a obras públicas.
  • Ratificar el Protocolo de la OMS, promover su adhesión y vigencia por las partes interesadas. 

Víctimas

Cada año esta "epidemia" mata a 6 millones de personas, de las cuales 600.000 son no fumadores o fumadores pasivos.

Anuncios

A este ritmo y si no se implementan más medidas, para el 2030 la cifra llegaría a 8 millones, la mayoría se registrará en países de bajos y medianos ingresos.

Los llamamientos de la OMS

  • A las Instancias Normativas: reconocer al comercio ilícito del tabaco como epidemia, que trae consecuencias sanitarias a la población, además de inseguridad en un país porque se utiliza para el crimen organizado (drogas, armas, terrorismo, tráfico de personas, etc.) y ratificar el Protocolo es de vital importancia para eliminar el comercio ilícito.
  • Al público general: reconocer las repercusiones sanitarias, económicas y sociales adversas de este comercio tabacalero y sumarse a las campañas de la OMS, a travez por ejemplo de las redes sociales difundiendo mensajes y consejos.
  • Al mundo académico: que instituciones amplíen la investigación del comercio ilícito del tabaco y de sus productos: daños, beneficios para la salud, finanzas, control delictivo, función de las empresas tabacaleras, etc.

Para pensar, para implementar, para actuar. La salud y la seguridad protegida desde todos los niveles.¡Vivamos sin tabaco! #Enfermedades #Legalización