Osho, escritor, místico y maestro espiritual nacido en la India, puede ayudarte con tu entrenamiento físico. Ya sea que practiques algún deporte de modo amateur o profesional, que tengas una rutina de ejercicios en un gimnasio, o que simplemente salgas a caminar todas las mañanas antes de ir a tu trabajo,  hay sabios consejos para vos. ¡Veamos algunos!

Amigo del peligro

Escribió Osho: “Si no vives peligrosamente, no vives. La vida sólo florece en el peligro. La vida nunca florece en la seguridad.” Lo que se aplica a la vida puede aplicarse a tu entrenamiento. No quiero decir que debas hacer cosas que pongan en peligro tu existencia pero sí que te arriesgues. ¡Ponete siempre nuevas metas de entrenamiento!

¿Te animás a hacer un poco más de lo que estás acostumbrado hacer?¿Te animás a levantar tan solo un poco más de peso? ¿Te animás a correr o caminar unos metros más? Superá tus metas.

Anuncios
Anuncios

Es necesario que vos mismo decidas salir de tu zona de comodidad para avanzar hacia la obtención de nuevos resultados. No será fácil pero, una vez que lo hagas, no te arrepentirás. ¡Esforzate y sé valiente!

Viví en la realidad

Osho dijo en una ocasión: “Puedes engañarte en ciertos momentos, vivir un mundo de sueños, pero un sueño no te dará nada.” ¿Alguna vez leíste esos libros de autoayuda que enseñan que lo que vos decís o lo que vos creés con intensidad, se hará realidad, tan solo por el hecho de que lo digas o lo creas? ¡Mentiras! Si querés algo debés esforzarte por conseguirlo. Si quierés algo relacionado con el desarrollo de tus capacidades físicas, lo único que podés hacer es entrenar con intensidad. Esto se aplica a bajar de peso, ganar masa muscular, tener más elasticidad, correr más rápido ¡o lo que sea! No vivas en un mundo de sueños.

Anuncios

No te crees una falsa imagen de vos mismo. Aceptá las cosas como son y luego esforzate por cambiarlas.

El entrenamiento es un arte

Según Osho “la vida es un arte y has de sentirla”. El diccionario 'arte' como “virtud, disposición y habilidad para hacer algo”. Entonces, si la vida es un arte, la actividad física también lo es y tenés que sentirla. ¡Tenés que entrenarte con pasión! ¿Por qué dedicar valioso tiempo de tu vida a algo que no te gusta? Quizás estés pensando: “¡Un momento! Debo hacer actividad física por orden del médico, pero es algo que yo detesto”. Si ese es tu caso ¿no te es suficiente motivación el saber que haciendo ejercicio alargarás tu vida y podrás disfrutar más años junto a tus seres queridos haciendo las cosas que sí te agradan?

Divertite

¡Qué interesante esto que escribió Osho! “Si la meditación no te trae más risa, más alegría y más espontaneidad, evítala. Si no te da todo esto, significa que no es para ti”. ¿Qué tal si cambiás la palabra “meditación” por el nombre del deporte que practicás? Quizás empezaste desde niño porque tus padres te presionaban para que lo hicieras, pero si no te gusta ¿no te parece que tenés que hacer algo que te traiga realmente placer? Muchas veces pensamos que en el deporte es todo sacrificio y dolor ¡de ninguna manera! El sacrificio y el dolor del entrenamiento deben verse recompensados por placer y gozo al ver los resultados. Si no es así, si los resultados obtenidos te son indiferentes, quizás sea momento de hacer un cambio.

En resumen: hacé siempre un poco más que lo que podés hacer, esforzate, ejercitate con pasión y divertite.

Anuncios

Si aplicas al deporte estos consejos dados por Osho, aprovecharás al máximo tu entrenamiento y tendrás resultados extraordinarios. #Salud #Filosofía