Seguí las claves para estar bien alimentado y no subir de peso en una época del año donde el frío apremia, los productos realzados en calorías están al alcance de las manos, y las ganas de elaborar platos saludables no es tarea sencilla.

Ante el frío y las bajas temperaturas es indispensables mantenerse con una buena alimentación para sentirse fuerte y no caer en cama, ni transitar estados gripales, o cualquier tipo de enfermedad, alergia o infección.

Es frecuente que con la llegada del nuevo clima nos inclinemos a abandonar las frutas y verduras, bajar el nivel de insumo de agua y reemplazarlo por la comodidad hogareña y consumir lo primero que encontramos a mano.

Para no caer en esa trampa te recomendamos que estés provisto de agua mineral y que reduzcas sustancias consideras tóxicas como la mateína, cafeína y teína que pueden lograr el cometido de excitar pero que no contienen los nutrientes necesarios. No obstante, el té que contenga frutas al igual que el verde son válidos, lo mismo que aquellos valientes que sigan haciendo los tradicionales caldos caseros, o sopas de cualquier tipo de verduras.

Las frutas y las verduras son sustanciales y te pedimos que no las abandones. Fundamentalmente los cítricos ricos en vitaminas y útiles antioxidantes como el pomelo, kiwi, mandarina y naranja. En relación a las verduras, en lo posible las hojas verdes crudas, brócoli, y todo lo que contenga vitamina C, que es bueno en este momento y son bajos en calorías. También los tomates, pero con la condición de sacarle la piel ya que en ella se depositan químicos que se consideran nocivos para la #Salud.

Por otro lado, los amantes de las dietéticas sepan que es su momento. Todos aquellos nutrientes que sean ricos en calcio como las frutas secas, las nueces, son recomendables, especialmente en mujeres y niños.

Asimismo, para continuar con una alimentación balanceada se requiere tener presente a las proteínas, y para lograr dicho cometido los huevos, que pueden consumirse a diario, son los mejores aliados.

Finalmente, podemos completar la dieta con la ingesta de pescados, pollo y carnes rojas hasta cuatro o cinco veces por semana.

Te recomendamos que siempre sigas los consejos de tu médico de cabecera y tu nutricionista. Que tengas un invierno saludable. #Nutrición