Cuando buscamos formas para quemar grasa en nuestro abdomen, muchas veces nos vemos tentados de recurrir a métodos ‘’mágicos’’ como píldoras, aparatos, cinturones y demás. Estos en la mayoría de los casos resultan ser una pérdida de tiempo y dinero. El verdadero camino para lograr un vientre plano es mucho más fácil y barato de lo que la gente piensa. Es tan simple como ejercitarnos de forma inteligente, y emplear algunas estrategias de #Nutrición:

1. No te sobre exijas con abdominales 

Existen personas que se matan haciendo miles de abdominales todos los días. Esto no produce grandes beneficios, y además puede dañar la columna.

Anuncios
Anuncios

Los abdominales sirven como complemento para tonificar la panza, pero no debemos pasarnos de cinco minutos por día. Eso ya es más que suficiente.

Los ejercicios cardiovasculares son la clave. Lo ideal es realizar veinte minutos de cardio cuatro o cinco veces a la semana. Considerá salir a trotar, saltar la cuerda, o ir a clases de aeróbics. Si salís a correr, tené en cuenta cuánto tiempo pasas corriendo, no la distancia recorrida. Al ejercitarnos, nuestro metabolismo automáticamente se acelera, y permanece así incluso después de haber hecho ejercicio. Es mucho más beneficioso correr durante media hora, que correr dos kilómetros. Si podés, tratá de hacer ejercicio antes de ir al trabajo, te será más llevadera la rutina y tendrás el resto del día para relajarte.

 2. Tomá mucha agua

Asegurate de ingerir por lo menos dos litros por día para eliminar el exceso de líquidos.

Anuncios

Durante las comidas, consumí agua en vez de bebidas azucaradas. También intenta evitar la sal a toda costa, es la principal causante de la retención de líquidos.

3. Dormí bien 

Si no descansamos lo suficiente por las noches, durante el día sentiremos más antojos de lo normal, y esto se traduce en aumento de peso. Diversos estudios médicos afirmaron que al dormir lo suficiente permitimos que nuestros niveles de leptina, conocida como ‘’La hormona del hambre’’ se mantengan regulados. Lo recomendable es dormir entre seis y siete horas por día.

4. Tratá de reducir el consumo de carbohidratos

Es mejor apuntar a una dieta con más cantidad de fibra. Una dieta escasa en fibras puede producir distensión en el abdomen, y aumentar la grasa alrededor de la zona media. Es importante tener en cuenta que la alimentación es sin dudas lo más importante para bajar de peso. No importa la cantidad de ejercicio que hagamos, si tenemos malos hábitos alimenticios, estos anularán todo nuestro esfuerzo.

Anuncios

5. Comé despacio

El saborear bien la comida y tomarte tu tiempo para masticar antes de tragarla hará que tu sistema digestivo funcione correctamente. Luego de cenar, esperá al menos dos horas antes de irte a dormir para que tu organismo digiera bien los alimentos.

 6. No te enfoques sólo en el estómago

Es imposible reducir un lugar únicamente, ya que el tamaño de nuestro abdomen va a depender del contenido graso de todo nuestro cuerpo. Debemos reducir calorías con una dieta adecuada y hacer ejercicios cardiovasculares que ayuden a que todo nuestro cuerpo pierda grasa. Cuando esto ocurra, naturalmente se reflejará en el estómago. Tengamos en cuenta que la grasa del abdomen suele ser la última en irse. #Salud #Belleza