El trastorno afectivo estacional (T.A.E.), también conocido como depresión invernal, es una afección que produce alteraciones en el estado anímico y decaimiento. Frecuentemente está asociado a los cambios estacionales.

Se produce en los meses de frío y los especialistas consideran que puede ser consecuencia de la disminución de la luz solar originado por la posición de la tierra en relación al sol. Las personas que viven en lugares con poca luz solar o donde las noches de invierno son más largas tienen más probabilidades de padecer este trastorno.

Los síntomas más comunes son decaimiento, fatiga y somnolencia, aumento de la ingesta de alimentos (especialmente hidratos de carbono), alteraciones en el peso, apatía y retraimiento social.

Anuncios
Anuncios

También puede experimentarse tristeza, ansiedad, irritabilidad, o desasosiego.

La mitad de los afectados responde muy bien a los tratamientos con terapia con luz denominado fototerapia. Pero algunas personas precisan también psicoterapia o inclusive antidepresivos, cuando los síntomas no mejoran con el paso del tiempo.

Para prevenirlo, se recomienda llevar adelante una dieta equilibrada y sana, realizar actividad física y dormir lo suficiente -al menos ocho horas diarias-. Otra buena idea es realizar actividades al aire libre durante las horas de luz natural, realizar caminatas o tomar sol por algunos minutos -siempre con protección solar para evitar que los rayos U.V. dañen nuestra piel.

Se pone énfasis especialmente en el ejercicio físico, que además de ayudarnos a mantener un peso saludable y prevenir enfermedades, libera endorfinas, que son las hormonas de la felicidad, las responsables que tengamos buen ánimo, alegría y ganas de vivir y hacer cosas.

Tal como otras formas de depresión, las mujeres tienen mas posibilidades de desarrollar el trastorno afectivo estacional que los hombres.

Anuncios

Sucede lo mismo con familiares que ya lo hayan padecido. Además, la biología, la química cerebral, y las experiencias de vida de cada uno pueden hacer que ciertas personas tengan más propensión que otras de adquirir este tipo de depresión. #Salud #Psicología