Según el sitio TratamientosBelleza.com, estos son los alimentos que ayudan a combatir la retención de líquidos e inflamaciones.

El yogur natural, que por sus cultivos vivos activos, favorecen el sistema digestivo y combaten las inflamaciones. Le siguen el espárragos, que es diurético y ayuda al funcionamiento del sistema digesivo por ser una hortaliza rica en fibra. También posee prebióticos benefician a la flora intestinal y ayudan a evitar los gases. La banana, que es fuente de potasio y sodio, que combate la retención de líquidos y ayuda a mantener el equilibrio de los electrolitos. También la papaya, que tiene un alto contenido de una sustancia llamada papaína, que ayuda a reducir las inflamaciones en el intestino y mejora el aspecto de la piel.

Anuncios
Anuncios

Los tés de hierbas, en especial de menta y de manzanilla, que reducen los gases y relajan los músculos del sistema digestivo. Las semillas de hinojo también son muy efectivas para combatir las inflamaciones intestinales. Se las puede tomar en infusión o agregárselas a las comidas. Beber agua con jugo de limón por las mañanas ayuda a mantener el buen funcionamiento del sistema digestivo y evita las inflamaciones. El pepino y el caqui son excelentes diuréticos naturales por su alto contenido de agua, lo cual ayuda a combatir la retención de líquidos.

El jenjibre es otro poderoso antiinflamatorio natural que ayuda a reducir las inflamaciones y los gases, y además ayudan a mejorar la digestión. Se lo puede consumir como infusión o ponerlo fresco en las comidas. Por último, el vinagre de manzana también ayuda a combatir las hinchazones estomacales y contribuye con el buen funcionamiento del sistema digestivo.

Anuncios

Y si vamos a incluir a las infusiones por su acción diurética, no podemos olvidar a nuestro compañero el mate.

El sitio DietaDel.com aconseja incluir frutas tales como el melón, sandía, cítricos y ananá, que además de contener agua, también son ricas en potasio. También aconseja verduras y hierbas como el cilantro, el perejil, calabaza, tomate, cebolla, berenjena y alcaucil, y también beber un par de litros de agua al día. Se le puede poner al agua algunas hierbas medicinales diuréticas como la cola de caballo, diente de león y vellosina, entre otras. También aconseja practicar ejercicio regularmente, caminar como mínimo media hora por día y evitar consumir en exceso sales, cafeína, bebidas alcohólicas, gaseosas, fiambres y productos enlatados. #Salud #Nutrición