Se dice que el desayuno es la comida más importante del día. Y también que si queremos perder peso debemos incluir el desayuno, que debería ser abundante para evitar el picoteo sobre la tarde y anular el riesgo a consumir más calorías que las que uno debe que, consecuentemente, lleva a un aumento de peso. Chile es el país con mayor obesidad en Latinoamérica

 Sin embargo, "The American Journal of Clinical Nutrition" logro demostrar lo contrario a través de un estudio en donde puso a prueba la eficacia del desayuno en un plan para perder peso corporal por parte de individuos. El estudio también fue publicado en  " Clinical Trials", un servicio de los institutos nacionales de #Salud de los Estados Unidos.

Anuncios
Anuncios

El estudio duró 16 semana y allí fueron estudiados adultos de entre 20 y 65 años. Todos ellos se caracterizaban por tener sobrepeso o una obesidad sana, con un indice de masa corporal de entre 25 y 40 kg/m2. En el estudio se comparó el cambio de peso entre aquellos adultos que realizaban un desayuno y aquellos que no lo hacían. Un total de 309 adultos participaron del ensayo.

A los adultos que tenían que consumir el desayuno se les ordenó que lo realicen antes de las 10 am mientras que, por el contrario, aquellos que no debían ingerir el desayuno debían recién ingerir algún tipo de alimento a partir de las 11 am. A ambos grupos se les enseño buenos habito alimenticios, previo al ensayo, y no tuvieron restricciones alimentaciones durante el estudio.Alimentos que ayudan a combatir la retención de líquidos

Un total de 283 participantes completaron la intervención y los resultados arrojaron que no hubo un cambio significativo en la perdida de peso entre los participantes que consumieron el desayuno y quienes no lo hicieron.

Anuncios

Por un lado, las personas que sí consumieron desayuno tuvieron cambios de peso que oscilo entre -0.53 −0.53 +/- 1.16, −0.59 +/- 1.06 y −0.71 +/- 1.17 y , por otro lado, en aquellas personas que no consumieron el desayuno en peso vario entre −0.71 +/- 1.16, −0.76 +/- 1.26 y  −0.61 +/- 1.18 kg.

El estudio demostró que no hubo una diferencia significativa en la perdidad de peso de ambos grupos y , en consecuencia, da por hecho de que el desayuno no es un factor importante a la hora de perder peso. De hecho, con omitir el desayuno podriamos favorecer la perdidad de peso ya que se estarían ingieriendo menos calorias durante el día, siempre y cuando se respete la cantidad de las comidas posteriores y no se genere el famoso "atracon".

De todos modos,el estudio sí sirvió para educar a las personas sobre buenos hábitos alimenticios y cuáles son los alimentos que deberían ingerirse en el desayuno pero quedó demostrado que a la hora de perder peso, incluir o no el desayuno,  es un factor de menor relevancia.

Fuente: http://ajcn.nutrition.org/content/100/2/507.short #Nutrición