Algunas veces dejamos de consumir según qué tipos de comida porque creemos que serán perjudiciales para nuestra #Salud por todo lo que vamos oyendo con el paso de los años. Pero no siempre debe ser así.

¿Qué alimentos son estos? 

1. El café

Malo: Uno de los más polémicos por su efecto negativo incrementando la tensión arterial. 

Bueno: Ahora se sabe que tomar una taza o un par al día de cafés puede ayudar a reducir el riesgo de padecer un derrame cerebral. De hecho, existe un estudio realizado por el Instituto Sueco de Karolinska que afirma que las personas que consumen café a diario en la dosis adecuada, es decir, como máximo dos cafés al día, disminuyen en un 14% el riesgo de padecer un derrame.

Anuncios
Anuncios

2. El pan

Malo: Mal visto por contener azúcares, carbohidratos y sal en su composición. Eliminado de muchas dietas porque si se consume mucho puede hacer que aumente el peso y que además haya niveles de azúcar en sangre también más elevados. 

Bueno: En este caso, para que el pan blanco sea considerado como sano debería combinarse con pan integral con cereales y/o fibra. Se hizo un estudio en Harvard que duró nada más y nada menos que 10 años en el que llegaron a la conclusión que el consumo de pan integral reduce el riesgo de muerte por infarto.

3. El chocolate

Malo: Enemigo que se ha convertido en un gran aliado. El chocolate era temido por su contenido en azúcares, grasas y cafeína.

Bueno: Según los investigadores y tras varios estudios, uno de ellos hechos por la Universidad del Estado de Wayne, comer chocolate nos proporciona los mismos efectos en el cuerpo que si hiciéramos ejercicio físico.

Anuncios

Eso sí, no vale cualquier chocolate sino el choclate negro puro. Como mínimo el 75% de cacao. Es más,el Dr. Moh Malek descubrió que comer pequeñas cantidades de chocolate negro puro puede hacer que tengamos mejor salud igual que ocurre cuando realizamos algún ejercicio o deporte.

¿A qué se debe esto? A una sustancia en concreto, la epicatecina, y que es la responsable de provocar este efecto en nuestro cuerpo tal como lo haría la actividad física sobre la musculatura. 

4. Los huevos

Malo: Aumenta los niveles de colesterol.

Bueno: Es cierto que las yemas de huevo contienen colesterol (pero no hace aumentar nuestro colesterol malo), pero también es cierto que contienen proteínas y colina que hace que nuestra memoria se mantenga alerta y en buena forma. 

Por no hablar de su contenido en luteína y zeaxantina que nos ayuda proteger nuestra vista, sobretodo de la degeneración macular. Algo que debemos tener en cuenta con el paso del tiempo ya que la degeneración macular es muy común a medida que nos vamos haciendo grandes. De hecho, otro estudio realizado por la universidad de Harvard y dirigido por William Christen vincula esta relación entre el consumo de huevos y la disminución del riesgo de padecer degeneración macular y además añade que aún es más evidente en el caso de las mujeres. 

5. El vino tinto

Malo: Por su contenido en azúcar y además se dice que perjudica al hígado (en grandes cantidades).

Anuncios

Bueno: A día de hoy se considera un aliado contra el cáncer de mama en medidas controladas y protector también. 

Este efecto se lo atribuyen a una sustancia en concreto, el resveratrol. Una sustancia química que podemos encontrar en la uva y, consecuentemente, también en el vino tinto. Lo que hace esta sustancia es ayudar a evitar que el estrógeno favorezca el crecimiento de las células dañinas cancerosas. Así lo confirma la investigación publicada en el diario FASEB.  #Nutrición