Últimamente hay un cierto consenso (contrastado científicamente) sobre los múltiples beneficios de la meditación, pero meditar no es algo que sea tan fácil. Hay que saber hacerlo.

Aprender a controlar nuestra atención (eso que los ingleses llaman "mindfulness") meditando es un buen tratamiento para el estrés, la falta de concentración, la angustia, los problemas de pareja, las adicciones y mucho más. Dedicar cada día unos pocos minutos a practicar esta disciplina puede mejorar nuestro bienestar e incluso ayudarnos a ser más creativos.

Si sentís curiosidad por probarlo pero no sabéis por dónde empezar, la propuesta de Headspace es ideal para encarar este final de verano y regreso a la rutina con una actitud mucho más "zen".

Anuncios
Anuncios

En su programa estilo 2.0 de introducción a la meditación se puede acceder online desde el ordenador donde y cuando quieras o desde el móvil a través de su app, que te permite descargarte las sesiones de meditación y reproducirlas incluso cuando estás offline.

Con la aplicación se incluye un programa de 10 sesiones gratuitas de introducción, un programa de 10 minutos para seguir en 10 días e iniciarse en la meditación. La voz está en inglés (y con un calmante acento británico) del experto de Andy Puddicombe, y nos va indicando hacia dónde llevar la atención. Nos invita a cerrar los ojos y respirar.

Si os gusta, podéis suscribiros al resto de la oferta de Headspace por un coste mensual de unos 10 $ (con descuentos si te comprometes por un año o dos) y acceder a ejercicios de meditación centrados en mejorar aspectos concretos como la salud o las relaciones personales.

Anuncios

La app registra tu progreso con estadísticas y un sistema para compartir con tus amigos este viaje y motivaros mutuamente unos a otros. También es muy interesante el sistema de recordatorios para que no te olvides de incluir un tiempo para meditar en tu día a día y adquirir así un hábito en meditación, algo que es del todo recomendable.

¡Os animáis a dejaros llevar por un maestro zen de bolsillo? #Internet #Medicina #Apps Móviles