Cada situación de nuestras vida es un buen momento de ejercitar la mente. La especialista en producción de pasatiempos, Andrea Zablotsky, nos cuenta cómo hacerlo. 

¿Qué cosas podemos hacer de manera cotidiana para ejercitar la mente? 

Nosotros sugerimos en los talleres colaborar en la vida diaria con actividades que complementen a los ejercicios que hacemos en clase. Es importante hacer todo lo contrario a los actos automáticos para obligar al cerebro a un esfuerzo adicional.

¿Podrías darme un ejemplo de eso?

Por ejemplo: usar el reloj de pulsera en el brazo contrario al que lo usa habitualmente, caminar de adelante hacia atrás por su casa, vestirse con los ojos cerrados, cepillarse los dientes o peinarse usando la mano menos hábil, dirigirse a un lugar adonde se va habitualmente haciendo un trayecto diferente al habitual, confeccionar, al final del día, una lista con los nombres de las personas con las que se conversó ese día, memorizar la lista de compras y sacar el ayuda memoria al haber terminado el recorrido en el supermercado, etc.  #Salud #Enfermedades #Entrevista