Hace algunas semanas la OMS (Organización Mundial de la Salud) difundió un documento que dejó a todos en shock: una porción de embutidos, de 50 gramos al día, aumenta un 18 por ciento la posibilidad de sufrir un tumor colorrectal. Además estimó que la carne también lo sea. Esto es porque en el proceso de fabricación se activan sustancias químicas dañinas. Es decir, la mayor autoridad sanitaria mundial afirmó lo que, en el país de la carne, sería una tragedia.

A partir de allí surgieron muchos interrogantes y por otro lado, los memes no tardaron en llegar. Pero, ¿qué dice en informe en sí? ¿Hay una mal interpretación de la información? La Licenciada en Nutrición, Liliana Nowosad, (Matrícula Nacional M.N.

Anuncios
Anuncios

4723) lo aclara.

¿Qué opinas del informe de la OMS?

El informe apunta a reducir el consumo en productos elaborados, y adicionados con conservantes, colorantes, o sometidos a distintos procesos que alteran su composición natural. No a la carne roja en sí misma. En lo personal, estoy totalmente de acuerdo, cuanto más natural más saludable.

¿Existen alimentos que puedan producir cáncer?

Todo alimento que haya sido sometido a un proceso para cambiar su estado natural puede traer consecuencias a nivel metabólico, dependiendo siempre de los aditivos que se le incorporen como: conservantes, colorantes, acidulantes, resaltadores del color, del sabor, agregado de sodio, o de grasas; todo para favorecer el consumo de los mismos, marketing que le llaman. Pero no creo que sea la única razón por la cual pueden producir cáncer, se puede dar también factores emocionales o ambientales que perjudiquen el estado general de la persona.

Anuncios

Es por este motivo que no considero que la carne por sí sola sea un alimento cancerígeno.

¿Cuál es la importancia de comer carne?

El consumo de carne roja nos aporta varios beneficios:

* Proteínas de alto valor biológico, es decir de buena calidad que ayudan al crecimiento y a la regeneración de los tejidos.

* Fuente de hierro. El hierro se puede clasificar en hemínico y no hemínico. El primero es el que contiene la carne y el segundo lo contienen otro tipo de alimentos como las verduras, legumbres, etc. El porcentaje de hierro que contiene la carne se absorbe en mayor cantidad, a diferencia del no hemínico, y más cuando se combina con Vitamina C. Por ejemplo: jugo de naranja. Esto es beneficioso para las personas que padecen de anemia o presentan disminución en su porcentaje de hierro corporal total.

* Minerales: Posee asimismo zinc, fósforo, magnesio y selenio, que nos favorecen a nivel celular.

* Vitamina B12: que nos beneficia para la formación de nuestros glóbulos rojos, y al correcto funcionamiento de nuestro metabolismo.

Anuncios

¿Cada cuánto debemos hacerlo?

La recomendación es de 2 a 3 veces por semana, sabiendo que la recomendación normal diaria de consumo de proteínas es de 1 a 1,2 g de proteína por kilo de peso. Se deben consumir porciones chicas, tamaño de la palma de la mano o de la mano sin el dedo gordo, ya que las proteínas no están solamente en la carne, en el resto de los alimentos que consumimos diariamente hay un porcentaje en cada uno, algunos más como las proteínas en sí, como leche, huevo, yogur y queso y otros menos, como las frutas y las verduras.

¿Cuánto se calcula por persona?

Obviamente que la cantidad a consumir debe estar íntimamente relacionada con cada persona individualmente, tomando en cuenta su peso, su altura, su composición corporal y actividad física.

¿Qué tipo de carne se recomienda: roja, blanca?

Yo, personalmente, recomiendo las dos, siempre que las porciones sean moderadas. #Enfermedades #Entrevista #Medicina