Varios estudios han tratado de identificar las correlaciones entre ciertos rasgos de personalidad y las distintas posturas al dormir, que se clasifican a su vez en varias categorías: sentadillas, de lado, decúbito supino y prono.

Cada una de ellas oculta tu carácter. Vamos a ver cuáles son las posiciones para dormir más comunes y sus significados. La sentadilla, dependiendo de cómo se desarrolla, distingue diferentes tipos de personalidades.

Los brazos cruzados y las rodillas recogidas son las señas de identidad de la llamada posición fetal, una de las más comunes en los adultos, típico de aquellos que están ansiosos, sensibles y tímidos, a pesar de tener una apariencia fuerte y decidida.

Anuncios
Anuncios

Si sus brazos están doblados en lugar de hacia delante, tenemos la posición semifetal, que esconde un deseo inconsciente de cambiar de vida. Las personas que adoptan esta posición durante el sueño son muy ambiciosos, quizá demasiado. Tienden a ponerse metas inalcanzables y son excesivamente autocríticos

Posición lateral. La posición de lado con los brazos y las piernas estirados verticalmente, conocida como " posición truncada", indica una cierta rigidez de la mente. Se incluyen dos personalidades de polos opuestos: unos más inflexibles, y otros casi demasiado confiados e ingenuos.

La posición supina incluye dos sub-categorías, la llamada posición del soldado y la posición de estrellas. El primero, propio de alguien que descansa sobre la espalda con los brazos extendidos a los lados denota la incapacidad de dejarse llevar, aman la paz y tienen una fuerte autoestima.

Anuncios

Sólo el 8% de la población adulta duerme así. La posición de una estrella es típica de las personas altruistas, preparadas para escuchar, les encanta descansar sobre su espalda sosteniendo sus brazos sobre su cabeza.

La posición de decúbito prono, o la caída libre, es típica de alguien que descansa sobre su estómago y denota inseguridad, ansiedad, miedo a perder el control y tiende a ser extrovertido e imprudente. A menudo, los que adoptan esta postura abrazan la almohada o mantienen los brazos abiertos en jarras mientras tienen la necesidad de aferrarse a algo para evitar ir hacia abajo. Esta posición implica a veces problemas respiratorios, que pueden afectar la calidad del sueño. En tales casos, puede ser útil tomar suplementos de melatonina que fomentan la caída de volver a dormir. #Salud