Adiós Calvicie. Esta vez ya lo podremos decir a lo grande. ¿La solución? El uso de las últimas tecnologías, la impresión en 3D. Estos dispositivos son capaces de crear pelo a partir de material plástico y es mucho más real que una peluca. Esto se debe gracias a los investigadores de la Universidad Carnegie Mellon que han diseñado una máquina especial que produce cabello liso, ondulado o entrelazado con una velocidad de producción de 10 mm cuadrados de área implantable en tan sólo 20-25 minutos.

El punto de partida fue la observación de los filamentos típicos producidos por la cola. La operación es muy similar con el material plástico que se aplica y luego se estira para conseguir el color del pelo que se quiere.

Anuncios
Anuncios

Es muy resistente y totalmente personalizable.

Le hecho, las impresoras 3D son cada vez más notable en el campo de la #Medicina y quien niega que se conviertan en los mejores aliados del personal de hospital. Están revolucionando el mundo. Tampoco el campo dental está exento de estas mejoras espectaculares.

La última noticia nos llega de Holanda mediante el investigador Andreas Herrmann de la Universidad de Groningen que ha desarrollado un prototipo de dientes impresos en 3D. Esta prótesis es de un material biocompatible y se adapta perfectamente a la boca. De hecho, es una copia idéntica del original. Sin embargo, puede exterminar las bacterias responsables de la caries dental con una eficacia del 99%. 

Se escanea la boca del paciente a una alta precisión para poder estudiar la forma del diente en su totalidad.

Anuncios

La impresora 3D recrea la boca usando polímeros de resinas biocompatibles con la adición de sales de amonio cuaternario que pueden eliminar toda la "jungla" de microorganismos, gérmenes y bacterias sólo con el contacto, pero no son perjudiciales para la salud del huésped. 

Otro punto del que se hace mucho uso en el campo de la medicina son principalmente las fracturas óseas. No sólo son capaces de lograr ese efecto "yeso" sin yeso, de peso ligero, cómodo y a la medida del paciente, sino que también ayudan a resolver más rápido el problema óseo y que se cure con más rapidez. El mérito de la investigación es del Dr. Jing Yang de la Universidad de Nottingham. Se trata de una espuma especial de ácido láctico-glicólico, polietilenglicol y fluido portador que se puede inyectar directamente en la fractura para acelerar los procesos naturales de curación. Una revolución potencial en este campo, que parece funcionar muy bien, sobre todo en los huesos largos. 

Y algo que se podría considerar casi de milagro gracias a las impresoras 3D es el uso que se le dio a una mujer embarazada ciega para que pudiera sentir el rostro de su hijo después de la ecografía tridimensional.

Anuncios

Guerra Tatiana, la madre del bebé pudo ver a su bebé mientras aún lo tenía en el vientre gracias a las últimas innovaciones tecnológicas y financiado para la ocasión por Huggies Brasil (filial sudamericana del pañal gigante). "Su nariz es como una patata pequeña ... una pequeña boca .... una regordeta manita. No espere a sentir su olor ", dijo la madre entre lágrimas. #Niños