El anhelo de satisfacción hacia su compañera o viceversa y por el ego de la misma persona termina por generar un efecto no esperado en el sistema nervioso provocado por la ansiedad, afectando directamente a la erección o a la eyaculación.

Está comprobado que es como un círculo que se presenta debido a que en vez de gozar la situación recibiendo los estímulos para obtener una respuesta sexual, está constantemente prestando atención a las reacciones que tiene su cuerpo por lo que las señales se envían incorrectamente y falla. Al ocurrir esto la ansiedad se eleva y esto lo va empeorando.

Tras intentarlo unas cuantas veces y fallar la persona va previendo que no va a lograrlo, con lo que aumentan los pensamientos negativos, se frustra, angustia y la ansiedad no para. También hay factores que se añaden a la ansiedad aumentándolo, entre ellos se encuentra la relación de la pareja, porque según como manejen este inconveniente ambos o como tome la insatisfacción la pareja que no lo sufre alterara la ansiedad.

Anuncios
Anuncios

Dependerá también del tiempo que se tarde en encontrar ayuda, sabiendo que la ansiedad eleva al pasar el tiempo. El deseo irá disminuyendo, el tiempo hace que la mujer y el hombre sientan menos ganas de la relación.

Se limitaran las relaciones intimas, provocando mucha ansiedad ya que no es una determinación voluntaria. El no sentirse relajado hace que se produzca una respuesta incorrecta en el sistema nervioso. Este sistema prepara nuestro cuerpo para el acto, y lucha con esta alteración, a ambos sistemas tanto el simpático como el parasimpático se les imposibilita actuar al mismo tiempo, al no estar relajado el parasimpático no puede trabajar y la ansiedad impide la respuesta correcta.

La eyaculación se da en respuesta del sistema simpático, la ansiedad lo que hace es activar más rápido de lo debido al sistema precipitando la eyaculación.

Anuncios

También un estudio presume que la ansiedad en demasía no permite tener orgasmos o son muy débiles, teniendo una relación sin sensación alguna. Así que recuerda que es muy importante que te sientas relajado. #Salud #Psicología #Parejas