Aprender un idioma nuevo nunca es fácil y a menudo ni siquiera tu lengua materna es fácil porque existen cosas como las palabras homófonas que se pronuncian igual pero se escriben distinto y significan cosas distintas para hacernos la vida más complicada.

En este caso la confusión llevó a que los lectores de la revista Empire que se encontraron con el siguiente titular "Actress Betty White, 92, Dyes Peacefully In Her Los Angeles Home" (La actriz Betty White de 92 se tiñe en su casa de Los Angeles) confundieran la palabra dyes (teñir) con la palabra dies (morir) puesto que ambas se pronuncian igual y obviamente, nadie se tomó la molestia de leer más allá del titular.

Anuncios
Anuncios

Si lo hubieran hecho se habrían dado cuenta de que sólo era una entrevista con el representante de la actriz que confesaba que la actriz no es rubia natural y que se tiñe desde hace décadas. En realidad esta tampoco es una gran noticia puesto que, desde el mismo tiempo se vienen haciendo bromas sobre la naturalidad o no de su color del pelo, hasta el punto de que muchas veces se incluye este detalle en algunos de sus personajes como Rose en "Las chicas de oro" (Los años dorados en Hispanoamérica).

En la entrevista explica que empezó a teñirse con las primeras canas. Se dijo así misma "Si ya no puedes seguir con el pelo oscuro de siempre, quizás deberías probar con el rubio". Y desde entonces ha sido rubia. Además que la mujer no sólo se tiñe por coquetería y por el hecho de que el proceso de teñirse lo encuentra muy relajante sino porque dice que como rubia se divierte más en sus papeles y en su vida.

Anuncios

Aunque 2014 está siendo un año bastante negro en lo que ha grandes pérdidas se refiere también está siendo un año de grandes bulos como el de la muerte de Dwayne Johnson durante el rodaje de "Fast and Furious 7" en Abril, la muerte de Cher también en Abril después de que alguien en twitter abreviara el nombre de Margaret Thatcher, el accidente de Snowboard de Russell Brand de la semana pasada o la sobredosis de Taylor Lautner del pasado martes. Un día tendremos un disgusto.